Familiares de reclusos de la cárcel donde se inició el enfrentameinto se abrazan a las afueras del centro / Luis Torres/efe

Una nueva ola de violencia deja once muertos en México

Una disputa entre dos bandas rivales en una cárcel de Ciudad Juárez se trasladó después a las calles, donde nueve «inocentes» fueron asesinados, entre ellos otro periodista

IÑIGO FERNÁNDEZ DE LUCIO

México vivió este jueves una nueva ola de violencia, esta vez en Ciudad Juárez. Once personas fueron asesinadas y se quemaron varios comercios. Lo que empezó como una trifulca entre pandillas rivales dentro de una cárcel se trasladó luego a las calles de esta localidad fronteriza con El Paso (Texas), donde nueve civiles «inocentes» fueron asesinados.

Todo comenzó entre las paredes del Centro de Reinserción Social (Cereso) número 3 de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua. Varios miembros de 'Los Chapos' atacaron a pandilleros rivales de 'Los Mexicles'. 'Los Chapos' es una banda vinculada al todopoderoso cártel de Sinaloa, que controló en su día Joaquín 'Chapo' Guzmán, que ahora cumple cadena perpetua en Estados Unidos. Los reclusos se liaron a tiros dentro de la cárcel, matando a dos presos -se desconoce si pertenecían a alguno de los dos grupos en cuestión- e hirieron a otros 20, según relató el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía.

Después de que las autoridades consiguieran sofocar la revuelta, miembros de 'Los Mexicles' trasladaron la disputa a las calles de Ciudad Juárez, municipio de 1,5 millones de habitantes. «Se agredió a población civil inocente como una especie de represalia», lamentó el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador.

Los criminales desataron el terror. Dos mujeres fueron asesinadas y otra persona resultó herida en un ataque contra una tienda de ultramarinos, que fue posteriormente incendiada junto con otro establecimiento.

Varios establecimientos fueron incendiados por los criminales, que desataron el terror en las calles de Ciudad Juárez / REUTERS/Jose Luis Gonzalez

Horas más tarde, unos pistoleros mataron a cuatro personas en plena calle. Se trataba del locutor de una radio local, de nombre Alan González, y otros tres trabajadores de la emisora. Estaban emitiendo un programa en vivo frente a una pizzería cuando fueron asesinados a sangre fría. En lo que va de año, 13 periodistas han sido asesinados en México, según balances realizados por asociaciones defensoras de la libertad de prensa.

Hubo tres homicidios más, pero las autoridades no detallaron las circunstancias de los mismos. Seis personas fueron detenidas por esta nueva ola de violencia.

Varios sectores de la ciudad quedaron desiertos y algunas universidades suspendieron las clases. El gremio empresarial de Chihuahua exigió al Gobierno «actuar con contundencia» contra el crimen organizado.