Miembros del Gobierno colombiano y del ELN, este martes en Caracas. / Reuters

El Gobierno de Colombia y la guerrilla del ELN restablecen el diálogo

Ambas partes anuncian tras una reunión en Caracas que retomarán negociaciones de paz «después de la primera semana de noviembre»

A. G.

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno de Colombia retomarán negociaciones de paz después de la primera semana de noviembre, anunciaron este martes en Caracas sin precisar el lugar de los encuentros suspendidos en 2019 por el expresidente Iván Duque. «Anunciamos el restablecimiento del proceso de diálogos después de la primera semana del mes de noviembre del año 2022», dice el comunicado leído tras una reunión celebrada este martes en Caracas.

Además de la reanudación de la «mesa de conversaciones», el texto da cuenta de la decisión de «retomar el conjunto de los acuerdos y avances logrados desde la firma de la agenda en marzo 30 de 2016». Los encuentros serán en «sedes rotativas» entre los países garantes: Venezuela, Cuba y Noruega, indicó Antonio García, comandante del ELN durante una rueda de prensa en la capital de Venezuela posterior a la lectura del comunicado. De igual modo, descartó, por el momento, que Chile y España tengan alguna participación como garantes de las conversaciones. «Nosotros agradecemos la voluntad que existe pero hasta el momento vamos a mantener la estructura de garantes que se acordó».

El presidente colombiano, Gustavo Petro, primer presidente de izquierdas en ese país y antiguo guerrillero, reactivó contactos con el ELN tras asumir el cargo el 7 de agosto, con la mira puesta en retomar las negociaciones interrumpidas en 2019 por el Gobierno de Iván Duque después de un ataque contra una escuela policial que dejó 22 muertos, además del agresor. Los delegados del ELN fueron acogidos durante cuatro años en Cuba, país del que salieron rumbo a Venezuela el 2 de octubre para corresponder a las nuevas negociaciones de paz prometidas por Petro.

«Atacar las causas»

El comandante del grupo guerrillero destacó que la vía para buscar la paz de Colombia no solo pasa por las armas. Hay que «atacar las causas que causaron el conflicto armado que son la desigualdad, la falta de democracia, la inequidad», dijo. El ELN es la última guerrilla reconocida que queda en Colombia, mientras que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron un acuerdo de paz en 2016.

Naciones Unidas celebró, por su parte, el reinicio de las conversaciones. «La reanudación de diálogo entre el Gobierno de Colombia y el ELN, clave para profundizar la paz en el país. Desde ONU reafirmamos nuestra disposición en apoyar el diálogo y la implementación de acuerdos alcanzados», dijo Carlos Ruíz, representante del organismo multilateral en Colombia.