Díaz-Canel, rodeado de grandes medidas de seguridad, acudió a San Antonio a intentar apaciguar. / y. lage / afp

Cuba sale a la calle contra el Gobierno

El desabastecimiento de alimentos durante la pandemia provoca a lo largo de toda la isla protestas multitudinarias que el régimen intenta reprimir por la fuerza

ANJE RIBERA

La pandemia parece que ha acabado con la histórica paciencia de los cubanos, acostumbrados a convivir de forma permanente con las penurias. Miles de personas salieron este domingo a las calles de numerosos municipios en once provincias de la isla para realizar inéditas protestas contra el Gobierno por la escasez de alimentos y medicinas en el contexto de la crisis sanitaria que azota al país.

Todo comenzó en el municipio rural de San Antonio de los Baños, situado a unos 33 kilómetros al suroeste de La Habana y con unos 50.000 habitantes. Con gritos como «Patria y vida», «¡abajo la dictadura!» o «no tenemos miedo», los manifestantes mostraron su malestar.

En un vídeo que se propagó con gran velocidad por las redes sociales -el acto fue retransmitido en directo a través de Facebook- se puede escuchar a una mujer decir «¡ay, Dios mío!, y a gente que grita que quieren «libertad» y hasta insultos contra el presidente, Miguel Díaz-Canel, líder del régimen una vez que la familia Castro parece haberse echado a un lado tras la muerte de Fidel y el retiro de Raúl.

Ante la inusual protesta pública, en San Antonio se presentó en el propio Díaz-Canel, quien en un acto de respuesta celebrado en una plaza de esa localidad con un grupo de partidarios lanzó una proclama en la que culpó al embargo de Estados Unidos contra la isla.

Pero lejos de servir de freno, de inmediato el efecto contagio propagó las manifestaciones hasta La Habana, Guantánamo, Malecón, San José, Regla, Artemisa, Mayabeque, Villa Clara, Camagüey, Holguín, Granma, Santiago de Cuba, Matanzas.... Un sin fin de movilizaciones que también se dieron en el exilio, sobre todo en Miami, aunque también en España, Perú o Argentina tras difundirse la noticia a través de las redes sociales.

Más que el 'maleconazo'

Ya por la noche el régimen comenzó a responder con despliegues policiales, que pronto provocaron denuncias por la violencia esgrimida por los agentes, según denuncias de testigos presenciales. Al parecer, asimismo se produjeron bastantes detenciones después de que la gente se enfrentara a las fuerzas de seguridad con machetes y piedras. El servicio de internet también quedó interrumpido.

Se trata de la protesta antigubernamental más grande que se registra en Cuba desde el llamado 'maleconazo', cuando en agosto de 1994, en pleno «periodo especial», cientos de personas salieron a las calles de La Habana y no se retiraron hasta que llegó el entonces líder cubano Fidel Castro.

Desde que comenzó la pandemia del coronavirus en marzo de 2020, los cubanos están obligados a hacer largas filas para abastecerse de alimentos, situación a la que se ha sumado una fuerte escasez de medicamentos y otros productos básicos, lo que ha generado un amplio malestar social.

La protesta se produjo en una jornada en la que Cuba registró otra cifra récord de contagios de covid-19 en veinticuatro horas, con 6.923, para un total de 238.491, y de fallecidos, con 47 (1.537). «Son cifras alarmantes, que se incrementan por día», apuntó este domingo el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Francisco Durán, en su habitual conferencia de prensa en televisión estatal.

La situación es especialmente tensa en la provincia turística de Matanzas, ubicada a unos cien kilómetros al este de La Habana, donde el alto número de contagios puede hacer colapsar los servicios de salud.

Llamamientos de socorro

Bajo las etiquetas #SOSCuba, #SOSMatanzas o #SalvemosCuba, entre otras, se multiplican en las redes sociales los llamamientos de socorro, pero también las reclamaciones al Gobierno para que facilite el envío de donativos desde el exterior. «¡Mundo Cuba necesita de tu ayuda!», clamó en Twitter el famoso dúo musical Gente de Zona, integrado por los reguetoneros Randy Malcom y Alexander Delgado. Su iniciativa fue compartida en la red social por otros reconocidos artistas de la región como Daddy Yankee, Becky G, Natti Natasha y el cantante René Pérez (Residente de Calle 13), entre otros.

Ya el sábado un grupo opositor pidió establecer «un corredor humanitario», iniciativa que el Gobierno descartó. «Los conceptos ligados a corredor humanitario y ayuda humanitaria están asociados a zonas en conflicto y no aplican a Cuba», afirmó en conferencia de prensa el director de Asuntos Consulares y Atención a Cubanos Residentes en el Exterior de la cancillería cubana, Ernesto Soberón.

Soberón también denunció «una campaña» que busca «presentar una imagen de caos total en el país que no se corresponde con la situación actual». No obstante, el funcionario anunció que el Gobierno habilitará esste lunes una cuenta de correo para agilizar los donativos desde el exterior.

Guaidó evitó ser detenido gracias a la intervención de sus vecinos

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, ha denunciado un intento de arresto por parte de efectivos de las fuerzas especiales de la Policía y ha asegurado que no fue finalmente arrestado gracias a la intervención de vecinos que acudieron al lugar. «No hay orden de detención porque fueron solo por hostigamiento, por amenazas con armas largas, de guerra, en un edificio residencial», ha explicado Guaidó en declaraciones a la prensa tras el incidente.

El dirigente opositor ha destacado que los asaltantes que rodearon su camioneta en el sótano de su domicilio no llevaban ningún tipo de identificación y que amenazaron al conductor para forzarle a salir del vehículo, por lo que podrían ser «paramilitares, de las FAES (Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía), del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional)...».

Tras ser interceptado y rodeado el vehículo, varios vecinos de la zona y medios de comunicación apostados en el lugar se presentaron en la entrada del edificio para conocer qué estaba pasando, lo que habría forzado la retirada de los asaltantes.

Guaidó ha responsabilizado de lo ocurrido al presidente venezolano, Nicolás Maduro, al igual que con la detención del también opositor Freddy Guevara, interceptado en su vehículo en la autopista Francisco Fajardo mientras transmitía en directo por Instagram.