Ayuntamiento de Múnich. / Reuters

Alemania embarga por primera vez propiedades inmobiliarias de ciudadanos rusos

Los afectados son un diputado de la Duma que apoya la invasión de Ucrania y su esposa

JUAN CARLOS BARRENA Corresponsal en Berlín

La Fiscalía de Múnich y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) han procedido al embargo de tres viviendas en la capital de Baviera propiedad de dos ciudadanos rusos. Es la primera vez desde el comienzo de la invasión de Ucrania que la justicia alemana incauta propiedades inmobiliarias en este país de ciudadanos de la Federación Rusa, al aplicar las sanciones dictadas por Occidente contra el régimen de Moscú.

El Ministerio Público anunció también en embargo de la cuenta corriente en las que se ingresaba el alquiler de las viviendas. Los afectados son un miembro de la Duma, el parlamento ruso, cuyo apellido empieza por 'L' y su esposa, que figura como residente permanente en la capital de Baviera. La acusación pública acusa a ambos de violar las sanciones dictadas por la Unión Europea. «Se trata según nuestros conocimientos del primer caso a nivel nacional en el que no solo se congela el patrimonio (en este país), sino también propiedades inmobiliarias debido a las sanciones», subrayó la fiscal superior Anne Leiding. En la cuenta corriente se ingresaban mensualmente 3.500 euros por los alquileres de los pisos intervenidos.

El diputado ruso figura desde el 23 de febrero en la lista de personas con ciudadanía rusa sancionadas por la UE por apoyar al régimen del presidente ruso, Vladímir Putin, en la invasión de Ucrania. El parlamentario de la Duma votó en su momento a favor de una resolución que demandaba de Putin el reconocimiento como estados independientes de los territorios que reclaman los separatistas pro-rusos en el este de Ucrania, las autodeclaradas repúblicas de Donetsk y Kugansk.

El diputado ruso embargado, pero también su esposa, no pueden continuar ingresando dinero en Alemania. Las investigaciones llevadas a cabo contra el matrimonio revelaron que ambos son propietarios juntos de dos viviendas en Múnich y ella de una tercera en exclusiva.

La fiscal Leiding destacó que en su caso no solo se han congelado los bienes, sino que también se les han intervenido las viviendas. Una actuación así es posible sobre la base del derecho penal alemán, aunque un caso así no se había dado hasta ahora.

La orden de intervención de los bienes y propiedades inmobiliarias fue ordenada por el juzgado municipal de Múnich a petición de la Fiscalía local. Este mismo lunes el matrimonio ruso fue borrado del registro de la propiedad, lo que confirmó la ejecución del embargo. Los inquilinos podrán seguir ocupando los pisos, pero pagarán los alquileres al tribunal encargado del caso.