Pasaporte español y una tarjeta de embarque. / Fotolia

Un «malentendido» argelino pone en cuestión sus viajes de turistas a España

La instrucción partió de la dirección de Turismo de una región que reconoce su autenticidad pero aclara que ha sido anulada

R. C. Madrid

Un «malentendido» por parte de las autoridades argelinas puso este lunes en cuestión durante varias horas los viajes de sus turistas a España y viceversa. Finalmente, los responsables de la región de Bouira, en el norte de Argelia, anularon una instrucción que había sido dada a las agencias de viajes para suspender «toda relación de trabajo de forma inmediata» con los operadores españoles, en línea con «la aplicación de la decisión de las máximas autoridades del país de suspender el Tratado de Amistad» bilateral el día 8.

Fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo consultadas por Europa Press habían asegurado que no habían recibido ninguna notificación oficial al respecto. Así lo confirmó después el propio titular de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. De hecho, el ministro había apuntado a que todo parecía que en realidad se trataba de «una comunicación de una autoridad provincial», como finalmente ha sido.

Posteriormente, en declaraciones al medio especializado argelino 'Visa et Voyages Algérie', un responsable de la dirección de Turismo de Bouira solicitó «no tener en cuenta esa nota». «Ha sido un malentendido», señaló tras confirmar que la polémica notificación sí había sido «publicada», aunque horas después «fue retirada» sin dar más detalles.

«Se ha producido un error», insistió la Dirección de Turismo argelina, sin aclarar cuál había sido y si hubo alguna llamada al orden desde el Gobierno. «No pedimos nada a las agencias de viaje, la nota ha sido anulada», dijo.

Por otra parte, la Unión Nacional de Agencias de Turismo y de Viaje (UNATV) argelina publicó por la noche un comunicado desmintiendo que se hubieran dado instrucciones oficiales de interrumpir el turismo con España.

En todo caso, los turistas argelinos solo representan el 0,1% del total que recibe España anualmente. En 2021 solo fueron 27.500 aunque antes de la pandemia, en 2019, la cifra alcanzó los 331.190.