Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de abril
Tres investigadores entran en el centro ismaili de Lisboa donde ha ocurrido el doble crimen. Efe
Un afgano mata a cuchilladas a dos mujeres en un centro islamista de Lisboa

Un afgano mata a cuchilladas a dos mujeres en un centro islamista de Lisboa

El agresor, de 34 años, asistía a una clase de idiomas cuando atacó a una profesora, una voluntaria y otro docente al que dejó herido grave

Johana Gil

Martes, 28 de marzo 2023, 13:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un hombre de 34 años, de nacionalidad afgana, acudió este martes a un centro ismaelí de Lisboa a su habitual clase de portugués, que era impartida en la sede religiosa. Sin embargo, los dieciséis estudiantes del aula, también afganos, se llevaron una sorpresa cuando, tras una discusión con su profesor, el individuo empuñó un cuchillo de grandes dimensiones y lo apuñaló en el pecho y en el cuello, causándole heridas de gravedad. Pese a que los testigos intentaron detener a Abdul Bashir, como fue identificado más tarde por las autoridades, él amenazó con suicidarse si se acercaban. Entre gritos, se retiró del aula y en su camino atacó a dos mujeres: una profesora, de 49 años, y una voluntaria de la fundación, de 24, las cuales fallecieron en el lugar.

Al llegar la Policía, a las 10.57 horas según precisó más tarde un portavoz oficial, los primeros efectivos encontraron al hombre todavía armado y le conminaron a que arrojara el cuchillo al suelo. Al parecer, se acercó hacia ellos con actitud desafiante, por lo que los agentes le dispararon en una pierna. Tuvo que ser trasladado al hospital de San José de la capital lusa, donde permanecía ingresado bajo custodia policial.

El agresor vivía en Odivelas, en el área metropolitana de Lisboa, desde que hace un año llegó a Portugal. Es padre de tres menores y perdió contacto con su mujer en un centro de refugiados en Grecia, desde el cual fue trasladado a territorio luso como parte de un plan de acogida acordado entre ambos países. Anteriormente, ya había pasado por otros campamentos temporales, donde había recibido ayuda psicológica.

Según medios locales, Bashir intentó vivir en Alemania, pero el país lo devolvió a Portugal hace tres meses, debido a que allí había expirado su estatus de refugiado. «Era un hombre sin antecedentes y no estaba vinculado a organizaciones extremistas. No había ninguna señal que justificase una alerta de seguridad sobre él», indicó el ministro del Interior, José Luís Carneiro.

Acogida

El detenido había llegado a Portugal hace un año trasladado de un campo de refugiados de Grecia

Las autoridades evaluaban este martes si el doble crimen se trató de un atentado terrorista, aunque «los primeros elementos apuntan a un acto aislado», declaró el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, en un comunicado. «Expreso mi solidaridad y mis condolencias a la comunidad ismaelita», subrayó el primer ministro portugués, António Costa, y añadió que era «prematuro hacer alguna interpretación sobre las motivaciones de este acto criminal».

Ayuda y cuidado

El centro ismaelí es el punto de integración de los fieles de la corriente minoritaria dentro del Islam chií en Portugal. Abrió sus puertas en 1998 y es un espacio para refugiados, donde se brindan clases de diferentes disciplinas, campamentos de verano, sesiones espirituales y eventos culturales. De hecho, sus encargados también proporcionaban ayuda alimentaria y cuidaban de los hijos del agresor. Los asesinatos de este martes han sido calificados como el peor ataque contra la población árabe en el país desde 1983, cuando un grupo armado provocó la muerte de dos personas en la embajada de Turquía en Lisboa.

Esta religión se ha consolidado en Portugal, donde hay unos 7.000 musulmanes ismaelitas. La sede mundial ha sido instalada en la capital a partir de un acuerdo con el Gobierno luso firmado en 2015 y es liderada por el actual Aga Khan, descendiente de Mahoma, Karim al-Hussaini. El jefe espiritual, que obtuvo la nacionalidad lusa hace cuatro años, es un magnate que ostenta grandes propiedades en el país.

Los ismaelitas han sido blanco de numerosos atentados, principalmente en Pakistán, debido a profesar una corriente «desviada» con respecto a la ortodoxia musulmana, según los extremistas suníes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios