Valerón seguirá una temporada más, Aranda pide seguir

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

El futbolista Juan Carlos Valerón jugará una temporada más en la Liga Adelante con la UD Las Palmas, según confirmó ayer en rueda de prensa el presidente del club, Miguel Ángel Ramírez.

El Flaco, que la semana pasada cumplió 39 años, no pudo culminar el pasado domingo su excelente campaña con el ascenso a Primera de los amarillos, cuando el Córdoba CF, en la última jugada del partido final de la promoción, empató en el estadio de Gran Canaria (1-1) y acabó con el sueño isleño.

Valerón solo se perdió un partido durante la recién finalizada temporada, después de participar en 45 encuentros entre la primera fase y el 'play-off' de ascenso. Marcó tres goles y dio igual número de asistencias.

"Seguirá un año más como futbolista, es un 'crack', y cuando decida retirarse del fútbol, tiene que seguir ligado a la Unión Deportiva Las Palmas", ha dicho el presidente del club.

El centrocampista de Arguineguín fue presentado el pasado verano como el abanderado del equipo isleño tras terminar su etapa en el Deportivo de La Coruña, después del descenso del equipo gallego a Segunda.

Con el equipo coruñés, disputó 13 temporadas y levantó dos Supercopas y una Copa del Rey.

Su primer equipo al dejar Las Palmas en 1997 fue el RCD Mallorca, donde estuvo una sola temporada antes de fichar por el Atlético de Madrid. Tras dos temporadas, cerradas con el descenso a Segunda de los rojiblancos, se incorporó al Deportivo.

Valerón vistió la camiseta de la selección española en 46 ocasiones y participó en dos Eurocopas y un Mundial. La magia de sus pases volverá a estar presente la próxima temporada en el estadio de Gran Canaria con el renovado objetivo de ascender a Primera División con la Unión Deportiva Las Palmas.

Reducción de salario. Por otro lado, el presidente desveló que Carlos Aranda le llamó para expresarle su deseo de continuar en Las Palmas la próxima temporada. El delantero, que tiene un año más de contrato, deberá aceptar la reducción de salario que tiene previsto imponer el club por los recortes.