Un fondo como antes del volcán

31/01/2013

El volcán submarino de La Restinga se sigue dejando sentir cada cierto tiempo. Lo hace en forma de desgasificación, manchando cada vez el agua del mar de verde. Pero esa mancha ya no es lo que fue durante la erupción. Ahora no daña y en el Mar de la Calmas la vida se está desarrollando de manera «idéntica» a cómo era antes de la erupción submarina.

ETIQUETAS:

La explosión de vida en el Mar de las Calmas se está haciendo más que evidente casi un año después de que erupción submarina de La Restinga se diera oficialmente por concluida, en marzo de 2012. A ello han contribuido los nutrientes que han generado los gases y metales que expulsó el volcán y que entonces casi borraron cualquier rastro de vida, como aseguran investigadores de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Instituto Español de Oceanografía (IEO). Pero también ha tenido mucho que ver el «volteo de la aguas» que se ha producido en El Hierro y en todo el archipiélago como consecuencia del frío que hizo en la primavera pasada y que está haciendo este invierno, que provoca que «los nutrientes salgan de las profundidades hacia la superficie», asegura Alberto Brito, el catedrático en Biología Marina de la Universidad de La Laguna.


Alberto Brito asegura, además, que la regeneración de los fondos marinos del Mar de las Calmas no está dando sorpresas. Al contrario, está siguiendo los mismos patrones  que antes de la erupción submarina que prácticamente aniquiló la vida al sur de El Hierro.