Sánchez aporta acento canario a ‘El tiempo entre costuras’

ETIQUETAS:

Mari Carmen Sánchez está muy contenta porque al fin, tras dos años de incertidumbre, la serie televisiva El tiempo entre costuras llegará a los televisores españoles. Antena3 estrena el lunes esta ambiciosa producción donde la actriz canaria encarnará a Candelaria.

Mari Carmen Sánchez se convertirá en un rostro familiar para muchos españoles a partir del lunes, cuando se estrene la adaptación televisiva del best-seller español El tiempo entre costuras, de la escritora María Dueñas.

La actriz canaria dará vida a Candelaria, la dueña de una pensión en la que encontrará acomodo Sira Quiroga, la protagonista central de la novela, que está interpretada por Adriana Ugarte. Candelaria es una mujer fuerte; «una estraperlista que chanchulla como contrabandista en el Campo de Gibraltar. Es una buscavidas, del tipo de persona que consigue lo que se propone, incluso durante el difícil periodo en el que se desarrolla la historia; antes y durante la Guerra Civil española», explica Sánchez en una conversación telefónica.

La protagonista encontrará en ella a una aliada.  «Por una serie de circunstancias, Sira termina en Tetuán. Está desvalida y la llevan a mi pensión. Candelaria se convierte en su familia, en su madre postiza, es el ángel de la guarda de Sira Quiroga», comenta acerca de su personaje que aparecerá en buena parte del serial televisivo. En concreto, en cinco de los once capítulos que conforman esta serie que se ajusta fielmente al libro de Dueñas. «Es El tiempo entre costuras tal cual», reconoce Sánchez sobre esta producción que fue supervisada de cerca por la escritora.

FACTURA IMPECABLE. A Sánchez no le impone el hecho de que cerca de dos millones de personas hayan disfrutado de la obra de Dueñas. «Estarán muy pendientes de todos los detalles y es verdad que cada lector se habrá imaginado a los personajes de una forma diferente, con una voz concreta. Sabes que no vas a coincidir plenamente con lo que se han imaginado, pero la serie no va a decepcionar a nadie. Tiene una factura impecable y un equipo –no solo actoral, sino técnico– impresionante», explica.

Además de con Adriana Ugarte, Sánchez comparte reparto con Elvira Mínguez, Tristán Ulloa, Hannah New, Peter Vives, Carlos Santos, Francesc Garrido, Alba Flores, Raúl Arévalo, Rubén Cortada, David V. Muro, Pepa Rus, Ben Temple, Elena Irureta, Jimmy Shaw y Carlos Olalla, entre otros.

«Fue un rodaje mágico. Nos convertimos en una familia. Suele pasar cuando ruedas fuera y te quedas en un hotel con el equipo», comenta la intérprete que filmó la serie en Madrid, Guadalajara, Tánger y Tetuán.

Sánchez dice que tiene suerte de poder trabajar tanto en Canarias como en la Península, donde ha participado enTierra de lobos, El caso Malaya y La voz dormida. Ahora, está pendiente de un par de proyectos en cine y en teatro, aún no confirmados.

De lo que sí está segura es de que el 12 de diciembre subirá a las tablas del Guiniguada con Yanely Hernández, Lili Quintana y Blanca Rodríguez en Las histéricas somos lo máximo, una obra escrita por Félix Sabroso con dirección de Dunia Ayaso que pretende tener una larga vida.