Romero: "El marido de la infanta no debería hacer actividades mercantiles"

EFE

El abogado José Manuel Romero ha asegurado este jueves que alertó a la Casa del Rey de los proyectos que Iñaki Urdangarin realizaba a través del Instituto Nóos porque "una persona que era el marido de la infanta no debería hacer actividades mercantiles".

En su declaración como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos, Romero, que fue asesor jurídico externo de la Casa del Rey de 1993 a 2014, ha señalado que en 2005 tuvo noticias de negocios de Urdangarin que le alarmaron.

"Las personas de la familia del Rey no debían realizar operaciones mercantiles por su propia cuenta, podrían realizarse por cuenta ajena", ha declarado Romero, conde de Fontao.

El testigo ha explicado que cuando conoció por informaciones periodísticas que el Instituto Nóos era una asociación consideró que "la formalización jurídica no era la adecuada a las actividades que de modo genérico hacía".

"Jamás deduje que había una actividad ilícita, sino una actividad inadecuada para el marido de una infanta de España", ha recalcado Romero, con cuyo testimonio ha arrancado la trigésima sexta jornada del juicio de Nóos, en el que están acusados la infanta Cristina, su esposo y otras quince personas.