Baloncesto / Herbalife Gran Canaria

Roberto Guerra: «Somos ambiciosos y tendremos opciones»

20/05/2013

— El equipo ha conseguido otro de sus objetivos, competir en las eliminatorias por el título, ¿cómo valora el final de la temporada regular?
— Muy contentos. Hemos hecho una muy buena temporada regular. Seguramente el nivel que conseguimos en la primera vuelta, ganando partidos dentro y fuera de casa, no lo logramos en la segunda pero hay que reconocer que era muy complicado mantener ese nivel tan alto. Los objetivos que el club se planteó a principios de curso se han conseguido y ahora tenemos una bonita oportunidad para seguir dando pasitos adelante. Después de lo conseguido en la Copa del Rey se nos plantea un gran reto ante el Laboral Kutxa pero somos ambiciosos.


— El rival es muy duro, quizá no el más adecuado para ustedes...
— Sabemos que partimos con la desventaja de campo y eso hace que todo sea más complicado pero pienso que si jugamos como lo hemos hecho gran parte de la temporada, defendiendo fuerte y jugando duro, tendremos nuestras oportunidades. ¿Y por qué no aprovecharlas?


— ¿A lo mejor deseaban otro rival?
— Probablemente si nos hubiésemos clasificados más arriba a lo mejor nos tocaba algún equipo no tan potente pero cualquiera de los equipos cabezas de serie son grandes, muy físicos y plantillas amplias. Es el rival que nos ha tocado e, insisto, aún sabiendo de la dificultad, somos bastantes ambiciosos. Por un lado estamos contentos por clasificarnos para los Playoffs y, por otro, con ganas, muy motivados para hacerlo lo mejor posible.


— Pero el equipo no llega muy bien, con bajas importantes...
—Nosotros no vamos a llegar con ningún tipo de excusas. Vamos a dar guerra, a hacerlo lo mejor posible y sabiendo que ellos son un superequipo, hecho para aspirar a la ACB y a la Euroliga pero, insisto, somos ambiciosos y me parece que estamos ante una buena oportunidad.


— En el aspecto personal, supongo que muy contento por lo hecho...
— Sí, muy contento. En principio me costó mucho más entrar en la rotación, probablemente porque no estaba del todo bien físicamente, y poco a poco conseguí mis minutos, mi cuota de responsabilidad en el equipo y eso me ha dejado muy satisfecho. He logrado volver a estar, si no a mi mejor nivel, sí bastante bueno.


— Quién se lo iba a decir, cuando había fichado por el filial, mileurista...
— Sabía que al principio sabía que iba a pasar por momentos duros pero en mi interior tenía la convicción de que trabajando con el equipo desde el principio y con un entrenador como Pedro iba a tener mis oportunidades. Soy joven, entre comillas, y me queda mucho baloncesto por desarrollar todavía.
 

— En la única victoria, de seis partidos, sobre el TAU en Playoff estaba usted por ahí y destacaba [mayo de 2005, con 12 puntos anotados por él].
— Ha llovido, sí, fue un buen año para nosotros. El TAU de entonces, como el de ahora, siempre sabes que va a tener una plantilla competitiva, con jugadores muy guerrilleros y sacarles una victoria es complicado; nuestros triunfos siempre han sido muy trabajados y esperemos que en este caso no sea solo uno, sino dos.
 

— Esta temporada le he visto con más aplomo, más jugador que entonces...
— A nivel de veteranía y perrerías en el juego me noto un jugador más pausado, más inteligente, que tomo las mejores decisiones y si a eso le unimos que he logrado estar muy bien físicamente, ligero, y sobre todo con confianza en mis piernas, todo eso fluye y creo que mis tiros van a entrar y que me puedo ir de cualquier rival en penetración.


— Como muchos de sus compañeros, acaba contrato dentro de muy poco tiempo. ¿Han comenzado a hablar de una posible renovación, cómo lo ve?
— No hemos hablado todavía pero tengo esperanzas de que podemos llegar a un acuerdo. Creo que he hecho un buen trabajo y el club está contento conmigo. Todo es cuestión de hablarlo cuando acabe la temporada y espero que haya acuerdo.