Raphael: "Les habla un chico de 30 años con muchas tablas"

ETIQUETAS:

"Esta será nuestra gran noche", señaló Raphael acerca del concierto que este sábado ofrecerá junto a la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria en la explanada anexa al Estadio de Gran Canaria. El artista dice que esta gira en formato sinfónico es lo más importante que ha hecho en su trayectoria. "¡Y mira que he hecho cosas!", apunta.

"Ya son 55 años de hacer cosas. Pero esta es la más destacada. El público así lo ha entendido. No solo en España sino en todas partes del mundo donde lo he puesto en escena, y últimamente, en Estados Unidos donde ha sido un tacazo, como decimos los artistas", subrayó ayer el artista, que califica de hito su gira Raphael Sinphónico.

Esta noche, en la explanada anexa al Estadio de Gran Canaria, a partir de las 21.00 horas, podrán corroborar sus palabras unas 3.000 personas emplazadas en una platea y una grada.

Al igual que en el recital que ofreció el año pasado en el Gran Canaria Arena, el cantante desgranará su repertorio durante casi tres horas y pondrá a prueba la resistencia de los músicos de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. "Tengo el detalle  –en dos momentos, los más álgidos– de sacar la guitarra para cantar con la guitarra y para que la orquesta pueda relajarse  un poquito. Pero yo no, yo sigo", explicó el cantante en la presentación a los medios de su espectáculo.

De hecho, Raphael confiesa que intenta darlo todo en cada actuación para confirmar su calidad artística en cada actuación. "El éxito hay que estar revalidándolo siempre. El público no te lo entrega para siempre, amén. Tú tienes que demostrarle al público que lo mereces. Que su cariño, –que lo tengo, porque estoy seguro que me quieren; son muchos años, no van a estar disimulándolo tantos años– me lo tengo que ganar. Y ¿cómo puedo corresponder a ese cariño? Pues estando en forma. Estando haciendo cosas diferentes, sin salirme de lo mío, porque tampoco quisieran ver a otro artista", comenta el artista que, sin embargo, confiesa que cuando termina su tour de force sobre el escenario acaba "reventadito pero feliz, feliz del deber cumplido y de ver que la gente ha disfrutado, porque eso se nota mucho, y de ver que la gente sale contenta".

el secreto. Según cuenta, su gira sinfónica ha sido un éxito por dos factores; su experiencia sobre las tablas y su gran fuerza Algo que, resalta, parecen ideas contradictorias. "Normalmente, cuando un artista lleva tantos años en el escenario, le falta una cosa ya, que es la fuerza. Cuando cumples años se va la fuerza, y en mí esa cosa la superamos, porque mi vida cambió cuando me trasplantaron. Ahora os está hablando un chico de 30 años con la experiencia que tengo de todos mis años de carrera. He ahí el gran secreto", confiesa  uno de los pocos artistas que tiene un disco de Uranio, junto a Queen, AC/DC y Michael Jackson.   
Sin embargo, Raphael dice no sentirse un mito. "Soy lo que estás viendo", dice este andaluz de 73 años que asegura ser feliz por tener "la inmensa suerte" de trabajar en lo que le gusta.