Paloma Concejero: «La familia de Antonio Vega pensó secuestrar la película»

20/05/2014

Paloma Concejero ha plasmado cinco años de investigación en el documental Antonio Vega. ‘Tu voz entre otras mil’, que se estrena en el marco del Monopol Music Festival. La película compone un fresco emocionante sobre la intensa vida del líder de Nacha Pop sin obviar su lado oscuro.

— ¿Por qué Antonio Vega?
— Porque creo que es una persona importante en nuestra cultura. Es el más importante de entre los compositores de pop que hemos tenido, pero no se había trazado un perfil a la altura de su valía y que le hiciera justicia.

— La película no tiene afán de documentar fechas y lugares, parece que la intención es dibujar un fresco sobre su música y su vida.
— Exacto. La película no es un reportaje para la tele. A veces, cuando veo documentales siento que se pierden en datos y detalles para levantar acta notarial. Lo que yo busco es emocionar a través de su historia y para ello hay que eliminar obstáculos. A veces tienes que olvidarte de relatarlo absolutamente todo y tienes que apostar por lo que la gente que se sienta en la butaca quiere ver en la pantalla. Si te interesa saber algo sobre Antonio Vega, vas a bucear en su historia. Pero mi trabajo es para que el público en general se interese en su obra, empatice con él y se emocione, básicamente.

— En la cinta, hay mucho equilibrio entre la música y la historia de su vida. ¿Estaba buscado?
— Está totalmente buscado el hecho de que su historia se cuente y se cante, con el entrelazado de la música y la palabra. Su madre dice al final que hablaba poco de su vida y cantaba de su vida. En la película se coloca lo que cuenta y lo que canta para entender de dónde parten esas letras. No habla de cómo compone o cómo hace las letras. Eso está en todas las entrevistas. Me interesa ver cómo llevaba a la práctica esas teorías, cómo define sus canciones como trozos de carne donde se reflejan sus crisis amorosas, la relación con su madre o la ausencia de la persona a la que quiere... Quise hacer un mosaico lo más ajustado posible a la realidad.

— El documental dura dos horas, ¿se ha quedado mucho material fuera?
— Muchísimo. Ese ha sido el problema de la película y un dolor para mí. Espero que salga a través de extras y de la web-doc, donde el público podrá acercarse a distintos aspectos de su personalidad o de los personajes. Era imposible meter más cortes a la película. Pero aunque son dos horas, la película tiene ritmo. Es una duración poco comercial.  La productora ha sido valiente, y comprendo que haya gente que se le pueda hacer larga. Pero, entre que alguien pudiera criticarla por larga o que pudieran no entender la historia, quise apostar por la historia siempre. Ha quedado fuera material para dar y regalar. Han sido cinco años investigación.

— ¿Lo conoció?
— He seguido a Nacha Pop. He visto muchos conciertos. Fui a Jaca al concierto de despedida. Lo he entrevistado varias veces. Desprendía un magnetismo que he querido trasladar a la gran pantalla. Antonio, en un día bueno, te traspasaba, no solo su parte de autor, sino su vida y su filosofía. Quiero que esa sensación llegue al espectador que no ha tenido la suerte de tenerlo enfrente.

— La familia critica el documental por la crudeza con la que se retrata su problema de drogadicción y otros sostienen que se ha dulcificado este aspecto de la vida de Vega. Supongo que habrá intentado huir del morbo sin escapar a la realidad.
— Eso fue lo que intenté, lo que transmití a la familia y lo que ellos vieron, desde el minuto uno hasta final. Vieron el documental en diciembre, les gustó.  Han mostrado sus dudas después de autorizar todo el contenido. Creo que, una vez se hizo público su contenido, hubo quien les llamó y les calentó la cabeza acerca de la sobreexposición de la vida de Antonio. Lo que ha pasado lo tendrán que explicar ellos, les encantó y les emocionó. Fueron al preestrenos de los mecenas. Pero ahora se han desmarcado de la película. Me hubiera gustado que hubiera sido de forma menos escandalosa o llamativa. Han logrado poner el foco sobre lo que no queríamos, sus adicciones y sus partes oscuras. ¿Pero cómo se va a hablar de Antonio Vega y no se va a hablar de drogas? En este sentido, hay tantas incongruencias... Pensaron en secuestrar la película. No lo entiendo. No se cuenta nada que no se haya contado antes a los medios de comunicación.

— ¿Encontró muchos muros a la hora de tratar este tema?
— Muchísimos muros. Algunos los he derribado y otros los he puesto yo. No quise contar cosas morbosas y gratuitas. Tengo historias espeluznantes como para haber hecho algo escandaloso. Llevó una vida extrema.  No tuvo reparos en ir a los poblados y tener trato con la gente más variopinta. Pero había cosas que se extralimitaban en esa historia, que debían quedarse ahí. De una persona que elige la heroína te puedes imaginar muchas cosas. Su vida tiene muchos puntos comunes con todos ellos, con cosas que a todos los adictos les pasa. Hay cientos de documentales sobre las consecuencias del consumo de estas drogas y de a qué te llevan.  Pero pensamos: vamos a contar lo singular.

'ANTONIO VEGA: TU VOZ ENTRE OTRAS MIL', UN PROYECTO CON 500 MECENAS.

El jueves 22 de mayo, a las 20.30 horas, dentro del Monopol Music Festival, se proyectará Antonio Vega: tu voz entre otras mil.

La película reúne testimonios de numerosas personas que vivieron y trabajaron con él, incluyendo a su madre y sus hermanos, imágenes de su infancia en Súper 8, de sus primeras actuaciones y, sobre todo, grabaciones en la que el propio artista desgranaba los aspectos más íntimos de su vida. Imágenes recuperadas y testimonios se van intercalando con las animaciones y acuarelas de Carlos Navarro y Antonio Casquero, este último fallecido antes de ver su trabajo en la gran pantalla.

La película, que ha costado 400.000 euros, ha contado con  500 mecenas que han aportado unos 30.000 euros al proyecto.