Noticias a golpe de perspectiva

02/12/2012

Tres décadas de mi vida han corrido paralelas a este periódico. Salvo un breve periodo de ausencia, CANARIAS7 ha sido mi trabajo, en prácticamente todas sus vertientes, secciones y nuevas apuestas informativas. Esa presencia proporciona una panorámica de la historia de este rotativo, del que  recuerdo los días previos a su salida cómo una vorágine de ideas y aprendizaje, mucho aprendizaje porque la redacción estaba plagada de auténticos novatos en las lides periodística, algo atribuible a su bisoñez y a las carencias del sistema educativo universitario (¿les suena?  La presión del nacimiento, similar a la de un parto, originó anécdotas que no se olvidan. El 13 de septiembre de 1982, ya instalados en el edificio de El Sebadal (entonces El Cebadal), los redactores asignados al área de información nacional e internacional redactábamos decenas de noticias de prueba para hacer prácticas a marchas forzadas de cara a la salida del diario.  De repente, desde la sala de teletipos una voz gritó: Ha muerto en accidente de tráfico la princesa Gracia de Mónaco. Nacida, Grace Kelly, había sido una famosa estrella de Hollywood antes de su matrimonio con Rainiero de Mónaco.  Las risas de quienes estábamos en la redacción en aquel momento  fueron mayúsculas. Todos pensamos que se trataba de una broma del redactor jefe que formaba parte de la mecánica de trabajo para que saliéramos disparados a buscar información para montar una noticia, como si el periódico tuviera que estar al día siguente en el kiosko.  Nadie movió un músculo porque en los días previos al 2 de octubre de 1982 ya se habían producido muchas falsas señales de alarma. Segundos después, apareció alguien con un trozo de papel en sus manos que contenía un urgente de  la agencia EFE. La princesa de Mónaco había muerto en un confuso accidente de tráfico y con ella iba en el coche su hija Estefanía, que resultó herida grave.  Y poco más en aquel escueto papelito.  Ni con pilas alcalinas hubiéramos trabajado más rápido. Todo el área de Internacional, tres personas en aquel momento,  empezó a buscar documentación, reacciones, fotos en el archivo,  y cuanto material fuera necesario para dar completa cobertura.  La consigna era: como si el periódico ya fuera a salir al día siguiente y tuviéramos que dar la mejor información a los lectores. Y lo hicimos, en tiempo récord (recuerdo a los más jóvenes que internet no existía ni en la mente de su creador).  Aquel rodaje nos sirvió muchísimo para tomar el pulso de la agilidad y rapidez necesarios para dar una información completa y rigurosa. Después vendrían tantas noticias reales: la primera victoria socialista en la elecciones generales, la manifestación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la muerte de Diana de Gales, el atentado de las Torres Gemelas de Nueva York, la muerte de Paquirri, la vuelta de El Rubio a Canarias, su juicio, el desastre de la colza, el Prestige, ... Pero ahí ya teníamos todos los dientes informativos que nos habían ido saliendo con el paso del tiempo. Y aquel grupo de profesionales experimentados ya no volvimos a necesitar falsas noticias  para practicar.