Miel de abeja guanche y desestresada

ETIQUETAS:

Liban el néctar de tajinastes blancos y azules, almendros, tederas, codesos o trigolinas, trabajan en paisajes de ensueño de La Breña y Cazadores, lejos de la civilización, fabrican su propia cera y sus cuidadores sólo se acercan a sus colmenas cuando ellas quieren. Con razón su miel se lleva medallas.

La última fue de oro y en un certamen internacional de mieles ecológicas, donde La Abeja del Guanche se midió a producciones de todo el mundo, desde Asia a Europa. Fue en Bari, en Italia. Hasta allí mandaron por correo los hermanos Manuel y José Juan Valido Martel esta joya ecológica, la única miel con estas características de Gran Canaria.

Y ayer se fueron hasta La Breña a rendirle honores los responsables insular y municipal de Agricultura, Francisco Santana Melián y María González Calderín.