Borrar
Microsoft se apunta a la telefonía sobre IP con la compra de Skype

Microsoft se apunta a la telefonía sobre IP con la compra de Skype

Esther Pérez Verdú

Jueves, 1 de enero 1970

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Skype es, sin lugar a dudas, el servicio de telefonía sobre IP más conocido y utilizado. 170millones de usuarios dan fe de ello, haciendo uso de sus utilidades de transmisión de voz, vídeos y fotografías, de forma gratuita entre usuarios de la misma plataforma. Este software de descarga gratuita en www.skype.com, permite la videoconferencia entre deferentes usuarios y llamadas entre varios usuarios a la vez. No es de extrañar que alguna empresa potente quiera comprarla. La bomba ha sido que el comprador sea Microsoft y la cantidad que ha pagado por la adquisición, 8.500 millones de dólares, la mayor cantidad desembolsada por la compañía hasta la fecha. Skype se creó en el año 2003 y apenas dos años después, en 2005, la compró eBay, la mayor página web de subastas online. Un grupo inversor la volvió a comprar en 2009, hasta la fecha, que ha sido comprada por Microsoft. Algunas de las firmas con las que ha tenido que competir el gigante de las ventanas por hacerse con Skype son, ni más ni menos que Google y Facebook. Muchos rumores han circulado por Internet acerca de la intención de esta última por asociarse en el mercado. La pregunta es qué va a hacer ahora Microsoft con Skype. Está claro que la herramienta tiene muy buena prensa entre sus usuarios, por lo que añadirá algo más de prestigio a la marca. Steve Ballmer, CEO de Microsoft, anunció en un comunicado de prensa sus planes para integrar el servicio a Xbox Live y a Kinect, además de incluirlo en Outlook y Hotmail. También quiere ofrecerlo en los dispositivos que operan con el sistema operativo Windows Phone 7, manifestando una clara intención de potenciar su sistema operativo para móviles. De esta forma intentaría competir con Apple y su servicio FaceTime de videochat, disponible en iPhone e iPod Touch. Aparentemente, la filosofía de Skype es diametralmente opuesta a la de Microsoft, por lo que va a ser interesante ver cómo es el proceso de adaptación. Si Microsoft pretende adaptar el sistema de Skype a su forma tradicional de empresa, lo más probable es que la compra sea un fracaso. Pero si consigue mantener su filosofía e integrarla en sus política de dispositivos móviles, podría convertirse en una de las mejores compras que haya hecho nunca.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios