Fútbol-Segunda División

Masoud: «Lobera me ha dado confianza, es como un hermano mayor»

01/10/2013

El iraní ha dotado de compromiso y talento a la Unión Deportiva después de su llegada tardía al equipo. Tras cinco operaciones y casi dos años sin jugar, vuelve a competir con la ambición con la que de niño emulaba a Bebeto y a Figo mientras jugaba descalzo en las calles de su Shiraz natal.

—En el cuerpo técnico celebran su rápida adaptación al equipo, tanto dentro como fuera del terreno de juego.

— Estoy muy contento aquí, en el equipo, en el vestuario y en la Isla. Cada día mis sensaciones son mejores, aunque me queda mucho por progresar. Todavía puedo darle mucho más de lo que he hecho hasta ahora a Las Palmas.

— A usted no le asustan los cambios culturales. De Irán a Pamplona y de Pamplona a Gran Canaria.

— La verdad es que no. Además, si comparamos el clima y la temperatura no pasa nada. Yo soy de una isla en Irán en la que el calor es mucho más exigente que aquí en verano. Suele estar entre 48 y 50 grados. Estuve cinco años en Pamplona pasando mucho frío. Pero tengo claro que es un trabajo y que me tengo que adaptar a cada caso que se me presente en la vida. Fue una experiencia para mí tremenda. Jugar en Primera División con Osasuna, en una ciudad en la que gente siempre está preocupada por el equipo y apoyándolo.

—¿Las lesiones han convertido estos dos últimos años en una pesadilla?

—Han sido 16 meses muy duros. Un momento muy difícil. No me gusta repetirlo mucho, pero tengo una historia muy complicada. Llevo cinco operaciones. Pasé un periodo de inactividad de tres meses en Alemania y el resto en Pamplona. Sin entrenar ni un solo día.  Durante seis meses tuve que llevar muletas. Ya estoy bien y ahora sé valorar qué es más importante. Puede que algún día pierda u otro no esté bien, pero lo más importante es la salud.

—¿Valoró retirarse?

—Sí. Al principio, después de la tercera operación, todo el mundo hablaba que yo no volvería a jugar. Siempre estuve animado, mi familia y mis amigos me apoyaban, pero al final como todo el mundo lo decía y otros jugadores no pudieron volver, pensé que no podría volver a un campo de juego.