Marcos: «Quiero oír con dignidad»

ETIQUETAS:

Querer es poder. Un ciudadano de  Telde, con muy pocos medios, ha logrado movilizar a 53.000 personas en la campaña que ha iniciado para acabar con el monopolio en las marcas de los implantes cocleares. Marcos Lechet se ha erigido en la voz de 9.000 implantados españoles que quieren oír, pero con dignidad.

Esos 53.000 apoyos los ha conseguido a través de la plataforma digital change.org, que ha  hecho llegar su voz a toda España. Marcos es sordo profundo desde los 5 años. Un medicamento contra el sarampión sumió su infancia y su adolescencia en el más absoluto silencio. Pero en 1995 se expuso, no sin riesgos, a una técnica entonces desconocida: el implante coclear. Y su vida cambió. A los 20 años volvió a oír. Lo que no sabía entonces es que se había casado de por vida con una marca concreta. A partir de ese momento, si quería seguir oyendo, estaba a merced de esa marca y de ese fabricante.