Los viticultores prevén recoger 550.000 kilos en esta vendimia

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

Se acerca el ecuador del verano y los viticultores calientan motores. La vendimia está a la vuelta de la esquina y se presume venturosa. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) de Gran Canaria calcula que recogerá más de 550.000 kilos de uva. En 2014 se vendimiaron 492.000 kilos.

Los datos son fruto de una estimación con los pies en la tierra hecha por el presidente del Consejo Regulador de la DO de Gran Canaria, Luis López, que es además viticultor y bodeguero. «Y lo mejor es que se ve que es uva sana, de calidad», admitía ayer con cierta satisfacción mientras le daba una vuelta a sus propias viñas, plantadas en Telde, en suelo de El Palmital.

Aventura que el incremento de la cosecha respecto al año pasado puede estar, en términos porcentuales, en entre un 10 y un 15%, de ahí que dé como un dato más que probable que la recolección supere al final los 550.000 kilos. La tendencia sigue al alza porque en 2013 se recogieron 403.000 kilos. ¿Los motivos? Aparte de que les ha ayudado la meteorología, López los encuentra en la propia maduración de la planta. «Una parte importante de las viñas en producción en la Isla son de hace quince años para acá, de ahí que crezca la producción, porque ahora las podas son más largas, se pueden dejar las varas más largas, lo que propicia que haya más superficie foliar y más uveros», apunta.

Si al final se confirman estos datos, la cosecha de 2015 podría repercutir en una producción de entre 350.000 y 360.000 botellas, según los primeros cálculos de Luis López, quien enfatiza que la mayoría se destina al mercado interior. «Apenas se exporta».