Los primeros agricultores del mundo surgieron de tres poblaciones

27/07/2016
ETIQUETAS:

Un estudio genómico a gran escala de los restos humanos antiguos en Oriente Próximo, ha revelado tres identidades genéticas diferentes de los primeros agricultores del mundo.

  La investigación, realizada por un equipo internacional dirigido por la Escuela de Medicina de Harvard, cita dos grupos humanos ligados a los albores de la agricultura hace 12.000 a 8.000 años en Irán y Levante (Siria, Israel y Jordania) de reciente descripción, y un tercer grupo del que ya se ha informado en Anatolia, en la actual Turquía.

  Los resultados, publicados en la revista Nature, sugieren que la agricultura se extendió en el Próximo Oriente, al menos en parte debido a que los grupos existentes inventaron o adoptaron tecnologías de cultivo de oro adopté en lugar de una población, Más que porque una población reemplazase a otra.

  "Parte de la agricultura temprana se practicaba en el Levante, incluidos Israel y Jordania, y en las montañas Zagros de Irán, los dos bordes del Creciente Fértil," dijo Ron Pinhasi, profesor asociado de Arqueología en la Universidad de Dublín y co-autor del estudio.

   "Queríamos saber si los primeros agricultores eran genéticamente similares a otros como ellos, o sí los cazadores-recolectores vivían allí antes, así que podríamos aprender más acerca de cómo se produjo la primera transición agrícola del mundo."

  El análisis del equipo altera lo que se sabe sobre el patrimonio genético de las personas de hoy en día en el oeste de Eurasia. Ahora parece que descendían de cuatro grupos principales: los cazadores-recolectores en lo que es ahora Europa occidental, los cazadores-recolectores en el este de Europa y la estepa rusa, el grupo de agricultura de Irán y el grupo de agricultura de Levante.

  "Hemos encontrado que la población relativamente homogénea vista a través de Eurasia occidental hoy en día, incluyendo Europa y el Cercano Oriente, era entonces de gente muy subestructurada y diferente, tal como hoy en día son los europeos de los asiáticos del este," dijo David Reich, profesor de genética en la Escuela médica de Harvard y co-autor del estudio.

  "Las poblaciones de Oriente Próximo se mezclaron con otros a lo largo del tiempo y emigraron a las regiones de alrededor que vivían allí hasta que los grupos humanos diversos inicialmente acabaron siendo genéticamente muy similares", agregó Iosif Lazaridis, investigador en Genética y primer autor del estudio.

  A pesar de los avances en tecnología del ADN antiguo han hecho posible sondear la mezcla de poblaciones y la migración a gran escala que se produjeron hace miles de años, los investigadores han tenido problemas para estudiar la historia genética de Oriente Próximo, dado que el clima cálido de la zona ha degradado gran parte del ADN en los huesos desenterrados.

  El equipo superó el problema de la mala calidad del ADN mediante la extracción de material genético de los huesos del oído que puede producir hasta 100 veces más ADN que los demás huesos en el cuerpo. El equipo utiliza una tecnología llamada hibridación en solución para enriquecer el ADN humano y filtrar el ADN contaminado por los microbios.

  La tecnología combinada permitió a los investigadores obtener información genómica de alta calidad a partir de 44 antiguos habitantes de Oriente Próximo que vivieron hace entre 14.000 y 3.400 años: cazadores-recolectores de antes de la invención de la agricultura, los primeros agricultores, y sus sucesores.

  Mediante la comparación de los genomas, así como de los de casi 240 personas de zonas cercanas con similar antigüedad ya examinados, y cerca de 2.600 de gente de hoy en día, los investigadores concluyeron que las primeras culturas agrícolas en el Levante, Irán y Anatolia estaban separadas genéticamente. Los agricultores en el Levante e Irán eran genéticamente similares, sin embargo, a los cazadores-recolectores que anteriormente habían vivido en esas zonas.

  "Tal vez un grupo domesticó cabras y otro comenzó el cultivo de trigo, y las prácticas fueran compartidas de alguna manera", dijo Lazaridis. "Estas poblaciones diferentes, inventaron o adoptaron algunas facetas de la revolución de la agricultura, y todas ellos florecieron."

  Los resultados cuentan una historia diferente de lo que los investigadores creen que ocurrió después en Europa, cuando los primeros agricultores se movieron en gran parte desde Anatolia y sustituyeron a los cazadores-recolectores que había viviendo antes.

  Durante los siguientes 5.000 años, los grupos agrícolas del Cercano Oriente se mezclaron entre sí y con cazadores-recolectores en Europa. "Toda esta diversidad extraordinaria se derrumbó", dijo Reich. "Para la edad del bronce, las poblaciones de ascendencia tenían muchas fuentes, y en términos generales, la gente se parecía a la de hoy en día."