Los nombres cristianos encuentran trabajo más fácilmente que los musulmanes

06/02/2017
ETIQUETAS:

Una persona con un nombre de origen cristiano puede tener el triple de ofertas de entrevistas de trabajo en el Reino Unido que otra con uno musulmán, según reveló este lunes un estudio elaborado por la cadena británica BBC.

Para su experimento, los responsables del programa "Inside Out London" enviaron los currículum de dos candidatos llamados "Adam" y "Mohamed", ambos con idénticas cualificaciones y experiencia, aunque les pusieron esos nombres ficticios, a cien ofertas de trabajo.

Adam recibió 12 solicitudes de entrevista y Mohamed solo cuatro, destacó la investigación de la BBC, que aseguró que aunque la muestra era pequeña, replicaba los resultados anteriores de estudios relacionados con la discriminación racial en el mercado laboral.

Otros trabajos académicos han indicado que en puestos directivos o sectores de llamados empleados "profesionales" la ausencia de "británicos musulmanes" es desproporcionada respecto a la de cualquier otra comunidad religiosa.

Los citados candidatos, Adam y Mohamed, mandaron sus currículum a un centenar de ofertas de trabajo para puestos de directores de negocios en el sector de la publicidad en Londres y el primero recibió el triple de llamadas para celebrar una entrevista.

También subieron sus credenciales a cuatro páginas web de búsqueda de empleo y cuatro firmas interesadas contactaron con Adam, frente a dos que respondieron al aspirante supuestamente musulmán.

"Yo creía que la tasa de respuesta seria menos del 50 % para el que tiene un nombre que suena musulmán, así que es peor de lo que pensaba, sobre todo para una ciudad como Londres", sostuvo el profesor Tariq Modood, de la Universidad de Bristol, al ser preguntado por la BBC sobre los datos.

La capital británica, recordó el experto, es "muy diversa", en donde "entra y sale gente de diferentes partes del mundo para buscar trabajo", una ciudad "que busca talento".

Entre los casos reales presentados por el citado programa, figura Yogesh Khrishna Davé, director de control de calidad, de 56 años, de una empresa farmacéutica de la localidad de Slough, a las afueras de Londres.

Según él, le ha llevado décadas alcanzar ese puesto de dirección y sospecha que, durante ese tiempo, sus superiores pasaron por alto sus opciones de promoción por culpa de su nombre.

De hecho, llegó a efectuar el mismo experimento que la BBC en la pasada década de los 80, cuando al entrar en el mercado laboral se sintió "decepcionado" por la gran cantidad de rechazos que obtuvo con sus solicitudes.

"Alguien me sugirió que pusiese un nombre inglés en el currículum, al mismo tiempo que mandaba el auténtico, para comprobar a quién llamaban para ese trabajo. Así que tenía mi nombre, Yogesh, y John Smith. John Smith consiguió la entrevista. A mí me rechazaron", relató el ahora directivo.

Otro estudio del Centro de Investigaciones para el Estudio de la Etnicidad y Ciudadanía de la Universidad de Bristol también subraya que un varón musulmán tiene un 76 % menos de probabilidades de conseguir un trabajo respecto a un varón blanco cristiano.

Esta supuesta discriminación también afecta al nivel de vida de los hogares de familias musulmanas, pues más de la mitad se sitúan bajo el umbral de la pobreza en Londres, donde, según el censo de 2011, hay 1 millón de musulmanes, entre un total de 8,2 millones de habitantes.