Los colegios canarios podrán impartir 'Educación emocional' desde el curso 2014-2015

13/06/2014

Los centros escolares públicos de Canarias podrán impartir a partir del próximo curso en educación primaria la asignatura de Educación Emocional y para la Creatividad (EMOCREA), una enseñanza que, según la Consejería de Educación, pretende valorar los aspectos emocionales y creativos en la educación integral del alumnado.

Serán los propios centros los que elegirán entre impartir esta materia o del Área Alternativa a EMOCREA, otra enseñanza nueva, cuyo objetivo es profundizar en el aprendizaje integrador y común de las distintas enseñanzas de Primaria, según explica la Consejería de Educación en un comunicado.

Estas dos materias son las alternativas definidas por la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno canario dentro de las asignaturas de libre configuración que formarán parte del currículo de las enseñanzas del curso 2014-2015.

Añade que con esta medida, la administración autonómica se hace eco de la proposición no de ley aprobada en mayo del pasado año por el Parlamento canario que la que solicitaba el desarrollo de un programa específico de educación social y emocional en la escuela pública canaria.

Los consejos escolares de los centros también deberán decidir que se va a hacer el próximo curso con la segunda sesión de la materia de Religión.

La Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (LOMCE), que se pondrá en marcha el próximo curso en Primaria y Formación Profesional Básica, abre la posibilidad a que las comunidades autónomas elijan entre impartir una o dos sesiones de dicha asignatura.

En este caso, el Gobierno canario ha optado por el desarrollo de una única sesión y empleará la segunda a criterio de los centros.

Según Educación, esta opción ofrece la posibilidad de reforzar las asignaturas troncales, a excepción de las que necesitan profesorado especialista, como inglés, y con ello dedicar más tiempo a las mismas en las aulas, lo que, en su opinión, permitirá una mejora de los resultados académicos del estudiantado canario.

La Consejería indica que el propio Ministerio de Educación aprobó para los territorios de Ceuta y Melilla, que no tienen transferidas las competencias educativas,la opción de impartir una sola sesión de religión.