Las personas con síndrome de Diógenes podrán tener ayuda a domicilio de oficio

ETIQUETAS:

 La posibilidad de que las personas que sufren síndrome de Diógenes se beneficien de las limpiezas de choque propuestas por la adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio, Clece, recaerá básicamente en la decisión del Ayuntamiento, que deberá incluir de oficio, primero, a estas personas como beneficiarios de la asistencia.

Así se desprende de la resolución del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos, tras la advertencia de la recurrente Ralons de que se podría vulnerar la cláusula que impone la obligación de atender solo a los beneficiarios del servicio.

Hay que aclarar que Clece no propuso ampliar el servicio al colectivo de síndrome de Diógenes, sino que lo hizo el propio Ayuntamiento en los informes técnicos emitidos el 18 de julio y el 18 de agosto dentro del proceloso proceso que ha seguido la adjudicación de la ayuda a domicilio. Ante esta situación, el tribunal pidió al Ayuntamiento que aclarase si se iba a destinar horas de limpieza de choque a personas que no tienen la consideración de usuarios del servicio. El Consistorio le respondió que no era así, de ahí que el tribunal concluye que para llevar el servicio de ayuda a domicilio a personas con problemas de salubridad  en sus viviendas y con diversas patologías mentales, debe quedar claro que "estas personas deberán obtener primero la condición de beneficiarios de dicho servicio". Fuentes de LPGC Puede confirmaron ayer que para estos casos se aplicará el artículo 8 del reglamento del servicio municipal de ayuda a domicilio, que aclara que el procedimiento de concesión de la ayuda puede iniciarse de oficio por parte del Ayuntamiento, a petición de los órganos municipales o denuncia.