«Las mujeres demandan cada vez más la cirugía estética genital»

CANARIAS7

La cirugía estética genital está dejando de ser un tabú y cada vez son más las personas conscientes de que se pueden resolver así problemas estéticos y funcionales.

La cirugía estética genital ha sido uno de los temas escogidos para el XIX Curso Internacional de Cirugía Plástica y Estética al que usted ha acudido esta semana en Barcelona, ¿se han derribado tabúes frente a este tipo de operaciones? Sin duda alguna la cirugía estética genital está dejando de ser un tabú y cada vez son más las personas conscientes de que se pueden resolver problemas estéticos e incluso funcionales con este tipo de operaciones por lo que, aunque todavía existen algunos prejuicios, se practica cada vez con mayor frecuencia y son más las mujeres que la demandan aunque tradicionalmente se practicaba fundamentalmente en hombres, con el agrandamiento de pene como operación estrella. ¿Cuáles son las intervenciones más demandadas en mujeres? En el Hospital Perpetuo Socorro dos de las operaciones que realizamos con mayor frecuencia son la labioplastia y la lipodistrofia púbica. La reconstrucción del himen o himenoplastia, que ha puesto en boca de todos recientemente Leticia Sabater, además del tensado vaginal, que permite a la mujer poder recuperar la tonificación de la zona tras el parto, son intervenciones también que se practican con cierta frecuencia dentro de la cirugía genital para las mujeres, que están perdiendo cada vez más la vergüenza para informarse y resolver complejos y problemas para los que creían que no había solución. ¿En qué consiste la labioplastia? Se trata de una operación que se realiza cuando el tamaño del labio vaginal es mayor de lo normal y al que suelen someterse principalmente pacientes jóvenes. Si los labios mayores son prominentes, el roce produce molestias al realizar prácticas deportivas como montar en bicicleta o a caballo, con la ropa y en las relaciones sexuales, que con el tiempo puede provocar que se padezca hipertrofia de labios. Con la intervención, que se realiza con anestesia local y en régimen ambulatorio, por lo que la paciente no tiene que pasar ni una noche ingresada, se reducen los labios internos o externos y se corrigen, en caso de existir, los problemas de asimetrías. El postoperatorio suele ser bastante sencillo y en unas 48 horas es posible reincorporarse a la vida laboral mientras que se deben evitar La recuperación es óptima y bastante rápida, pudiéndose reincorporar a la vida laboral a las 48 horas de la cirugía. Las relaciones sexuales deben postergarse hasta entre 30 y 45 días después de la cirugía para evitar molestias. ¿Y qué me dice de la lipidistrofia púbica? Algunas mujeres se encuentran acomplejadas por un exceso de volumen en la zona púbica que les acarrea sobre todo molestias en la vestimenta al notarse tal exceso. Suele resolverse con dos pequeñas incisiones de medio centímetro o mediante una liposucción que permita extirpar mediante cánulas finas el exceso adiposo, lográndose un excelente resultado que lleven a la paciente a vestirse sin miedo a mostrar el aumento de volumen de esa zona.