Las Canteras pierde 5.368 metros cúbicos de arena

ETIQUETAS:

Las Canteras ha perdido en los últimos seis meses 5.368 metros cúbicos de arena. Los datos, incluidos en el informe sobre la evolución topográfica de la playa, demuestran que «no está justificado el alarmismo de hacer grandes extracciones de arena», según dijo la concejala de Ciudad de Mar, Mimi González.

Los primeros datos del Informe Técnico sobre la Evolución Topográfica de la playa de Las Canteras, elaborado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria muestran que en los últimos seis meses la playa ha perdido 5.368 metros cúbicos de arena.

El comportamiento de la playa es distinto en función de las zonas. Así, mientras que en el arco norte (La Puntilla) se ha perdido en los últimos seis meses 1.233 metros cúbicos de arena; en el arco central, en cambio, se ha ganado 3.082 metros cúbicos, volviendo a tapar Los Lisos, que se había quedado sin sedimento como consecuencia de la acción de varios temporales seguidos a principios de año; por último, el arco sur (La Cícer), perdió entre julio y diciembre 7.254 metros cúbicos.

En el balance, dado a conocer anoche en el consejo de participación ciudadana del microárea ecoturística de Las Canteras, ha tenido una especial incidencia el último temporal, que se ha llevado de La Cícer unos 18.598 metros cúbicos de arena.

«Esto avala el principio de precaución que hemos adoptado desde el Ayuntamiento», explicó ayer la concejala de Ciudad de Mar, Mimi González, en relación a las demandas sobre extracción de arena que se han sucedido en los últimos años.

La edil defendió la necesidad de seguir tomando datos hasta cubrir un año de mediciones antes de adoptar cualquier medida. «No existe ninguna situación alarmante respecto a las ganancias y pérdidas del sistema», prosiguió.
Por este motivo, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria descarta realizar cualquier operación de extracción de arena a gran escala en Las Canteras hasta tener más datos de la acumulación y erosión que sufre la playa a lo largo de un año.

«La naturaleza no entiende de periodos políticos», añadió González, «me voy a preocupar de que los datos se cierren hasta julio».