La Policía elabora un contrato de padres e hijos para internet

ETIQUETAS:

El comienzo del cole está a la vuelta de la esquina y por ello, la Policía Nacional aconseja a los padres con hijos menores de 13 años que pacten con ellos por escrito unas normas de buen uso de su móvil, tableta u ordenador, para asegurarse de que comiencen el curso protegidos de los riesgos de la red.

En el contrato que propone la Policía, publicado a través de su cuenta twitter (@policia), se incluyen normas como que el menor respete los horarios y los momentos en los que puede utilizar el dispositivo o que sus padres, hasta que su hijo no sea un poco más mayor, conozcan sus contraseñas. En el acuerdo, los padres también deben comprometerse a respetar la intimidad del usuario menor con sus amigos reales y a establecer un nivel de seguridad según la edad.

El contrato padre-hijo tiene el objetivo de proteger a los más pequeños de los riesgos a los que se exponen cuando navegan por la red. El inspector Sobrado, del grupo de Participación Ciudadana de la Comisaría de Maspalomas, asegura que el control de los padres es «fundamental». El experto advierte que las prácticas en las que más incurren los delicuentes son el grooming, que consiste en que un adulto se haga «pasar por un menor para ganarse su confianza con la finalidad de satisfacer su instinto sexual»; el phishing, o robo de identidad, o la pornografía infantil. Asimismo, el inspector destaca el ciberacoso, «muy común» entre los menores, y una práctica en auge entre los adolescentes, el sexting, que consiste en el envío de contenidos eróticos a través de los dispositivos. El problema de esta práctica es la venganza. Según explica Sobrado, los delincuentes «chantajean a la víctima con publicar este tipo de contenidos», algo que «ocurre mucho con las exparejas». 

Para proteger a los más pequeños de estos peligros, entre las sugerencias de la Policía se encuentra incluir en las normas que el usuario se sincere con sus padres si tiene problemas, a no compartir fotos inapropiadas o no ser cómplice de ciberacoso.

En cuanto a las redes sociales, Sobrado dice que, aunque hay marcada una edad mínima, los menores se crean perfiles. Ante ello, la Policía recomienda no agregar a desconocidos, no facilitar datos y usar el sentido común.