El escándalo del ‘Albagate’.

La fiscal niega que Alba le dijera que se había visto con Ramírez

ETIQUETAS:

La fiscal Eva Ríos puso este martes en entredicho el informe que Alba envió al CGPJ el 4 de mayo dando cuenta de que se había reunido a solas con Ramírez y de que había informado al Ministerio Público. Ríos dijo que se enteró el 11 de mayo, el día que estalló el Albagate, al ver la prensa.

La fiscal que impulsaba la investigación contra el empresario Miguel Ángel Ramírez  mientras el juez Salvador Alba se encargaba de la investigación en sustitución de Victoria Rosell,  Eva Ríos, declaró este martes ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que el magistrado en ningún momento le informó de la reunión que había mantenido a solas con Ramírez el 16 de marzo pasado.

La aseveración de Ríos pone en entredicho la veracidad del informe que Salvador Alba envió al Consejo General del Poder Judicial el 4 de mayo pasado, en el que da cuenta de su reunión extraoficial con Ramírez y asevera que informó «cumplidamente a la fiscal que participa en la causa de las manifestaciones del investigado» [en ese informe Alba no da cuenta del contenido exacto de la reunión, ni mucho menos se detalla que el propio juez auguraba de viva voz un buen futuro para la querella de José Manuel Soria contra Victoria Rosell].

Según fuentes presentes en el interrogatorio de la fiscal, que se prolongó por espacio de una hora, Eva Ríos declaró que se había enterado de que Alba se había reunido a solas con Ramírez al estallar el escándalo del Albagate en la tarde del 11 de mayo pasado, en las ediciones electrónicas de los periódicos, y añadió que llamó a Alba para recriminarle que le hubiera dicho a Ramírez que él «ya manejaba a la fiscal» sin haberla informado de nada en este sentido.

Ríos no sólo puso en entredicho la credibilidad del juez investigado en este sentido. Desveló que durante la investigación por presunto delito fiscal y contra la seguridad social al dueño de Seguridad Integral Canaria en ningún momento se habló de extender la acusación a la de blanqueo de capitales.

En su declaración del pasado lunes ante la juez Varona, Alba había dicho que cuando se interesó por la relación comercial entre Sosa y Ramírez no fue para perjudicar indirectamente a Victoria Rosell como pareja de Sosa, sino porque estaba buscando pruebas sobre la posible existencia de un delito de blanqueo de capitales.

La fiscal develó un dato desconocido. Hasta ahora se daba por hecho que el informe que Alba remitió al Ministerio Público el 10 de diciembre de 2015 informando negativamente sobre la intervención de Rosell  en la causa contra Ramírez se había elaborado a petición de la fiscal. este martes, Ríos aclaró que había  sido el propio Alba quien le había ofrecido el informe, diciéndole que lo había preparado para el Tribunal Superior de Justicia de Canarias  –que en ningún caso lo había solicitado–.

La fiscal recordó que el mismo día en el que Alba tomó posesión del Juzgado de Instrucción número 8 en sustitución de Victoria Rosell, el 3 de noviembre, la llamó para preguntarle única y exclusivamente por el estado de la causa contra Ramírez, para al día siguiente citar a declarar a Miguel Ángel Ramírez y a Héctor de Armas, vicepresidente del Grupo Ralons.