Hugo Chávez califica de "golpe duro al narcotráfico" el caso del avión

EFE

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha calificado como "un golpe duro al narcotráfico" la operación que permitió hallar más de una tonelada de cocaína en un avión que despegó de Venezuela sin la debida autorización y fue interceptado por la Policía española en el aeropuerto de Gran Canaria.

"Fue un golpe duro al narcotráfico", declaró este miércoles, Chávez durante una retransmisión por cadena obligatoria de radio y televisión y confirmó que por ese caso hay un "bojote" (cantidad) de personas detenidas cuyo número no precisó y entre las que mencionó a "funcionarios del aeropuerto".

"Y andamos buscando a otros con conexiones muy cercanas algunos al gobierno local del estado Carabobo y mafias", añadió Chávez, al aludir a esa región que está en manos de opositores.

El ministro de Interior de Venezuela, Tareck el Aissami, informó este miércoles de que 28 personas son investigadas y fueron puestas a disposición del Ministerio Público tras la salida ilegal del avión.

El Aissami indicó que la aeronave, un Bombardier BD-7000 con matrícula maltense 9HFED, aterrizó el sábado por la noche proveniente de Trinidad y Tobago, aunque su plan de vuelo mostraba que venía de Granada, y que saldría al día siguiente hacia Brasil.

Detalló que de la aeronave descendió una mujer de nacionalidad australiana, pero permanecieron en él dos pilotos de nacionalidad alemana y una tripulante austríaca, que salieron en el avión con el aeropuerto cerrado y sin autorización.

Fuentes judiciales en España han señalado que en el registro de la nave, cuyo seguimiento se puso en marcha después que el Gobierno venezolano advirtió a la Interpol, fueron hallados fardos de cocaína envueltos en embalajes con los emblemas de una organización humanitaria internacional.

Chávez consideró ese caso como "muy lamentable", pero destacó que también demuestra cómo se ha "venido fortaleciendo" y "creando mecanismos de seguridad".

Aseguró, sin precisar mayores detalles, que hay integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana (policía militarizada) interrogados por ese hecho y subrayó que ahora había que "expulsarlos y hacer que caiga sobre ellos todo el peso de la ley".

Confirmó que habló telefónicamente con uno de los guardias durante uno de los interrogatorios y aseguró que ahora "está cantando" (confesando).

"Que si el empresario tal, el colombiano tal, el venezolano tal. Unas mafias que han echado raíces por ahí en el centro del país, sobre todo en el estado Carabobo", sostuvo el jefe de Estado.

"Fue un golpe duro al narcotráfico y bueno hay que estar alertas, porque, bueno, le ponen a alguien un cheque de no sé cuanto 200.000 bolívares (unos 46.511 dólares), qué sé yo, entonces hay gente que no tiene los valores bien cuajados y bueno, se va, se lo llevan a una mafia", agregó.