Expertos aconsejan a alérgicos revisar su plan terapéutico por la primavera

EFE

El servicio de Alergología del Hospital Universitario de la Candelaria ha recomendado a los pacientes diagnosticados con algún tipo de alergia revisar su plan terapéutico y extremar los autocuidados ante la llegada de la estación primaveral para prevenir posibles brotes agudos. Esta recomendación se hace a pesar de que el 80 por ciento de los pacientes diagnosticados en Canarias por alergia lo es a los ácaros y no al polen pero la incidencia a pólenes como parietaria y artemisa es significativa en el Archipiélago, informa el centro hospitalario en un comunicado. El centro hospitalario también recomienda acudir al médico de familia o al pediatra para controlar la patología José Carlos García Robaina, jefe del servicio de Alergología de La Candelaria, indica que las condiciones geográficas y climatológica que caracterizan al Archipiélago hace que los síntomas estén presentes a lo largo de todo el año y son más prolongados en el tiempo, pero con la llegada de la primavera y la floración pueden surgir brotes agudos si no se controlan previamente En primavera, la sintomatología de enfermedades respiratorias con causa alérgica como rinitis y asma, y dermatitis atópica se acentúan. El especialista explica en la nota que se habla de alergia cuando en el organismo se produce una respuesta exagerada del sistema inmunitario frente a sustancias que son inocuas para la mayoría de las personas. Indica que patologías alérgicas son muy variadas, de tipo crónico combinadas con episodios agudos a lo largo de la vida aunque aclara que si son diagnosticadas adecuadamente, cualquier paciente puede seguir un tratamiento terapéutico que le permita mejorar su calidad de vida y realizar actividades cotidianas con normalidad. García Robaina agrega que para minimizar el impacto de los efectos y síntomas alérgicos durante la primavera, es fundamental que los pacientes tomen una actitud proactiva y así ser partícipes de una mejora de su enfermedad de forma preventiva. "Por ello, la semana previa a la entrada de la estación primaveral o en sus inicios, son los momentos idóneos para acudir al médico de familia y revisar si el tratamiento terapéutico debe mantenerse o reajustarse, evitando así picos o brotes durante los meses de mayo o junio que suelen producirse en el territorio insular", recuerda el experto. Entre las recomendaciones generales que debe seguir la población en Canarias en la etapa de mayor polinización, se encuentra utilizar gafas de sol, no exponerse al aire libre en momentos de máxima concentración atmosférica, seguir los tratamientos pautados y en el caso de personas alérgicas a los ácaros y los hongos, limpiar frecuentemente la vivienda para evitar acumulación de polvo y no utilizar humidificadores.