Elcano navega al ritmo que marca Lisandro Rodríguez

08/02/2014

Cómo navega en alta mar y despliega sus velas, cómo rompe las olas en plena tormenta, los atraques. así como la vida diaria de los mandos y la tripulación son algunos de los aspectos que descubre el documental Elcano. El barco blanco, de Carmen Isasa, cuya banda sonora «épica» ha compuesto el grancanario Lisandro Rodríguez.

Retratar el balanceo de la ola con golpes de percusión» confiesa Lisandro Rodríguez que fue el punto de partida de la banda sonora que compuso para el documental Elcano. El barco blanco, dirigido por Carmen Isasa, que retrata la vida a bordo del buque escuela de la Marina Española, que se estrenó el 23 de enero con una proyección en Madrid.
Desde un principio, la productora catalana Curt Ficcions le dejó claro qué tipo de documental tenían en mente y, por tanto, qué composición musical reclamaría a Rodríguez. «Me mandaron un pequeño guión, que más bien era una sinopsis. También me dijeron que querían algo grande, épico, no intimista», asegura el joven compositor, en una terraza de la capital grancanaria.

Desde ese instante, Lisandro Rodríguez, que ya había colaborado con la misma productora en otros cinco proyectos, comenzó a trabajar en la melodía. «Siempre es el primer paso. Una melodía muy destacada, que va y viene durante toda la película, que se desarrolla fundamentalmente en dos o tres temas», explica. A diferencia de otras ocasiones, reconoce que esta vez no le «costó mucho» dar con la ideal.

Hasta que consigue la armonía, la melodía, la rítmica y la dinámica, Rodríguez trabaja en el piano. Superada esta compleja fase inicial, comienza con la orquestación, a la que da vida en el estudio musical que tiene instalado en su domicilio. «Desarrollas la banda sonora en torno a la melodía inicial y después ya te centras en los momentos más incidentales», asegura.

Lisandro Rodríguez comenzó a trabajar en este proyecto en marzo de 2013. Desde la productora le enviaban las imágenes que iban rodando y montando. En la isla, él les añadía la música. Cuando le enviaron el montaje final, Rodríguez dio forma a todo el conjunto. «Cortas, alargas, retocas... Siempre al final es bastante estresante», rememora.

El documental dirigido por Carmen Isasa, que cuenta con la colaboración de la Armada Española y el Ministerio de Defensa, se llevó a cabo durante tres rutas del buque escuela Juan Sebastián de Elcano.

La tercera y última se desarrolló, en marzo de 2013, entre Cádiz y el Puerto de la Luz de la capital grancanaria. «Cuando estuvo en la isla aproveché y visité el barco. Me enseñaron partes que no muestran a los visitantes. Fue una gran experiencia», explica Lisandro Rodríguez. La primera ruta en la que rodaron se transcurrió entre Cádiz y Lisboa, en julio de 2012. La segunda, en aguas andaluzas, en diciembre de 2012.

Preguntarle a un compositor de bandas sonoras por una referencia de la profesión y que no aparezca el nombre de John Williams es casi una utopía. Con el grancanario Lisandro Rodríguez también se cumple esta norma no escrita, aunque asegura que también tiene otros genios de la composición de música para películas entre sus preferencias, como son los casos del norteamericano Michael Giacchino y del más laureado de los españoles, Alberto Iglesias.
Atribuye en parte «el auge» de las bandas sonoras entre las preferencias de los melómanos, al desapego generalizado ante las composiciones de música culta contemporánea.

Rodríguez, que ya trabaja en varios proyectos desde que arrancó este 2014, asegura que suele escuchar mucha música clásica. Destaca entre sus influencias las composiciones de tintes incidentales e impresionistas de Debussy, Ravel, y Paul Dukas.