Elecciones en la ULPGC

El rectorado es para Robaina

30/11/2016

Rafael Robaina es el nuevo rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. El catedrático de Biología logró este martes el 53,67% de los votos de la comunidad universitaria, por el 46,33% de Alberto Montoya, según los datos provisionales facilitados por la Junta Electoral de la ULPGC.

Un emocionado Robaina agradeció anoche el apoyo recibido tras saberse ganador de la segunda vuelta de las elecciones al Rectorado: «Me emociono porque amo a la universidad y ahora la comunidad universitaria me ha dado su confianza. Es una gran responsabilidad y espero no equivocarme y, si lo hago, que me lo digan para poder rectificar».

El catedrático de Biología, que presentó un proyecto de «transformación social», tuvo palabras para su oponente en la contienda electoral. «Lo queda ahora es felicitar a Alberto Montoya y su equipo, ha sido una pelea enorme, hemos aprendido mucho, el debate ha sido enriquecedor y hay cosas que me han gustado de su propuesta», dijo el que se convirtió este martes en el cuarto rector electo de la ULPGC, tras Francisco Rubio Royo, Manuel Lobo y José Regidor.

Robaina tiene por delante cuatro años llevando las riendas de la universidad pública e hizo un llamamiento a quienes le han votado y a quienes no: «A partir de ahora hay que trabajar por la comunidad universitaria, este es un proyecto de todos, y todos tenemos que arrimar el hombro, porque tenemos que lograr la universidad que nos merecemos, la que sabemos que es y la que el pueblo y la sociedad espera».

El rector electo negó que la contienda electoral y las tensiones entre las candidaturas supongan una quiebra entre los integrantes de la ULPGC y opinó que «todo se normalizará porque este es un episodio más de las cuatro elecciones que llevamos con este mecanismo de sufragio y hay que pasar página. La universidad es muy dinámica, las ideas brotan y esto ha sido un proceso enriquecedor. Las tensiones de la campaña son normales, pero a partir de aquí, a trabajar todos juntos de la mano por la Universidad y la sociedad canaria». Y ahora, «a gobernar, porque cuatro años se van enseguida».