El nuevo emisario submarino de Bocabarranco arranca en 2016

CANARIAS7

Cabildo y Gobierno canario impulsarán la ampliación de las depuradoras de Jinámar y de Bocabarranco y la ejecución de sus respectivos emisarios submarinos, con un coste estimado de 23 millones de euros, según informó el consejero insular de Sector Primario, Miguel Hidalgo.

El Cabildo ha reclamado al Gobierno de Canarias la necesidad urgente de duplicar la capacidad de tratamiento de las depuradoras de Jinámar y de Bocabarranco y la de cumplir la normativa en materia medioambiental construyendo los nuevos emisarios submarinos de ambas instalaciones para atender las necesidades de cerca de 80.000 habitantes de la Isla.

Para llevar a cabo esas cuatro actuaciones en las infraestructuras de depuración de aguas residuales, con un coste estimado de 23 millones de euros, el consejero insular de Sector Primario, Miguel Hidalgo, acordó con el responsable de Aguas del Gobierno canario, Narvay Quintero, la revisión de los proyectos ya redactados y de sus respectivos presupuestos.

Cabildo y Gobierno de Canarias también han decidido "dar prioridad a la construcción del emisario de Bocabarranco y a la ampliación de la depuradora de Jinámar", según informó Hidalgo tras el encuentro. Quintero estudiará diversas vías de financiación de estas actuaciones y avanzó que las partidas provendrán de fondos europeos o del convenio suscrito con el Estado, que expirará en el año 2017. "Son obras que no se pueden hacer en un año, tienen que ser plurianuales, pero esperamos empezar en 2016 con el proceso de licitación", concluyó.