Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 22 de junio
El fármaco de la hepatitis C se dará «sin restricciones»

El fármaco de la hepatitis C se dará «sin restricciones»

Sábado, 10 de enero 2015, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El servicio de Aparato Digestivo del Doctor Negrín elabora un listado de 44 pacientes que pueden beneficiarse del nuevo tratamiento de la hepatitis C. Su responsable afirma que el centro «no ha puesto restricciones en su prescripción y dispensación» y que, en breve, se administrará «de forma secuencial, priorizando los casos graves».

El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín está elaborando un listado de pacientes que por su situación clínica grave pueden beneficiarse del nuevo tratamiento de la hepatitis C, Sovaldi. En concreto, el servicio de Aparato Digestivo, con Daniel Ceballos al frente, trabaja en 44 expedientes que aún están en proceso de valoración para cumplir los criterios de prioridad de pacientes exigidos por el Ministerio de Sanidad. La mayoría casos en los que se ha multiplicado la carga viral y requieren un trasplante hepático y de los que ya han sido trasplantado y se encuentra en la misma situación viral, destaca el experto. No obstante, Ceballos señala que el centro «no ha puesto restricciones al equipo médico en la prescripción y dispensación» del citado tratamiento que, en breve, se administrará de «forma secuencial y priorizando los casos más acuciantes. De hecho, ya en noviembre pasado dos pacientes recibieron el tratamiento». Matiza, por otro lado, que se trabaja en un «escenario y con unos pacientes que cambia muy rápidamente, por lo que se administrará a quien se lo necesite». El jefe de Digestivo explica, además, que cada paciente «es único, con unas características determinadas que obligan a un manejo personalizado». «Todos los afectados pueden beneficiarse del Sovaldi, pero no es imprescindible porque muchos responden mejor a los tratamientos clásicos», agrega el especialista. «Lo más importante aquí, es que al margen de los criterios del Ministerio, cada paciente va a recibir siempre el tratamiento más adecuado». Por otro lado, para Ceballos, lo más preocupante es el «conjunto de personas que padece hepatitis C y no está diagnosticado. Se trata de una enfermedad silente, que responde a seis genotipos, a cuatro grados de fibrosis, a distintos poliformismos y características y con una tasa de incidencia significativa, un 1% de la población.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios