Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 19 de mayo
El chico sin nombre en la camiseta

El chico sin nombre en la camiseta

Domingo, 4 de mayo 2014, 22:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Algunos técnicos de la cantera siempre tuvieron claro que en el tridente generacional que tenía en cada punta a Óscar Alvarado, Christian Díaz y Fabio Santana, este último era el más dotado de talento aunque siempre se reparase mucho más en los dos primeros. Hay en su forma de comportarse, con ese gesto tímido y la cabeza escondida entre el cuello, una impresión de fragilidad que quizá ha retrasado en tres años su contacto con la élite.

Santana debutó en ACB en Valladolid en diciembre de 2011. Luego jugó tres partidos más con el equipo en la Liga Endesa, en ninguno anotó. Ante el Fuenlabrada solo jugó un minuto y cuarenta segundos. Suficiente para anotar las dos únicas veces que le dio tiempo a mirar al aro; un triple limpio y una penetración con bandeja excelsa. Elementos de su baúl de trucos.

Fabio Santana representa esa vitalidad coral de la que usó el Gran Canaria para derrotar ayer al Fuenlabrada. El joven base tuvo minutos, así como Óscar Alvarado contó con minutos desde el principio, Sasa Borovnjak protagonismo en el encuentro y el nuevo Akindele hundió un balón en el aro visitante.

Santana es parte de esa promoción de canteranos que se beneficiaron de la traslación de jugadores entre el Granca y el UB La Palma como un estadio importante en su formación. Es más, para justificar la ruptura del acuerdo entre ambas entidades fue utilizado por Joaquín Costa como argumento. Carlos Frade daba muchos minutos a Alvarado y Díaz por delante de Santana, y aunque estos también fueran nombres de la casa, el presidente dijo que no se podía tolerar que los jugadores cedidos no tuvieran minutos. En medio, Santana se había incorporado a BeoBasket, la agencia en la que Berdi Pérez desarrollaba su actividad profesional antes de regresar a la dirección deportiva del equipo claretiano.

Fabio Santana puso la rúbrica a una victoria holgada del Gran Canaria. Lo hizo vistiendo el dorsal cinco en la camiseta, una prenda que aún no llevaba serigrafiado su nombre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios