Borrar
El Ayuntamiento cederá suelo para que crezca la depuradora

El Ayuntamiento cederá suelo para que crezca la depuradora

Viernes, 29 de abril 2016, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las instituciones aseguran que hay una forma de acabar con el vertido de unos 3 millones de litros al día de aguas negras en la costa de Bocabarranco, en Jinámar. La clave está en ampliar la depuradora, que está justo allí, al lado. El Ayuntamiento tiene suelo dónde hacerlo y ya se lo ha comunicado al Consejo Insular de Aguas.

La corporación teldense, que preside Carmen Hernández, dispone en esa costa de Jinámar de una parcela de 16.478 metros cuadrados, que fue precisamente adquirida mediante expropiación para que albergara la depuradora que está operativa desde 2008. Sin embargo, la planta, que al final se quedó pequeña, no ocupa todo el solar. Tiene forma de L y aún le queda libre un brazo de suelo que se extiende hacia el Sur. Ese es el trozo de terreno propiedad del Ayuntamiento con el que Telde hará su aportación al proyecto de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (edar) existente en este litoral, considerado urgente y prioritario por el Cabildo dado que la planta no puede absorber los entre 2.500 y 3.000 metros cúbicos de aguas fecales que proceden de las redes de saneamiento de Telde, la capital, Valsequillo y Santa Brígida y que se están vertiendo literalmente al mar. Este periódico publicó ayer un análisis que prueba que se trata de un grave foco de contaminación y, por tanto, de un posible delito medioambiental.

El actual responsable de Aguas y Saneamiento, Agustín Arencibia, firmó un escrito el pasado 18 de febrero de 2016 dirigido al gerente del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria, Gerardo Henríquez, en el que se le comunicó por parte del Ayuntamiento que la institución local tiene plena disponibilidad del suelo que haría falta para levantar el anexo a la edar que posibilitaría duplicar su capacidad de depuración actual. De absorber 5.000 metros cúbicos al día pasaría a 10.000, aunque Telde solicitó en un acuerdo plenario de junio de 2013 que se ampliara a 15.000 metros al día.

La comunicación oficial tiene registro de entrada en el Consejo Insular justo un día después, pero el expediente viene de más atrás, desde mediados de diciembre. De esa fecha data el informe de la técnica adscrita al Área de Patrimonio Municipal que da fe de la existencia de ese suelo, y también de la inexistencia de documentación alguna, al menos en ese departamento, que acredite que esta parcela haya sido cedida por parte del Ayuntamiento. Así las cosas, Arencibia emplaza en el escrito a que sea el Consejo Insular el que inicie ahora los trámites técnicos no solo para ampliar la depuradora, sino también para instalar el necesario emisario submarino. Las aguas no solo han de depurarse antes de ser vertidas en el mar, sino que tampoco pueden arrojarse en la orilla sino a una distancia superior a los 100 metros.

Telde no ha cumplimentado aún los trámites para proceder a la cesión oficial del suelo, pero no es tampoco lo que más urge. El problema está en que no hay fondos para financiar los 12 millones de euros que cuesta estas infraestructuras.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios