Concha Velasco trae a Juana la Loca a Santander

09/04/2016
ETIQUETAS:

La actriz Concha Velasco traerá este fin de semana a Juana la Loca a Santander, con la obra de teatro 'Reina Juana', que se representará en el Palacio de Festivales el viernes y sábado, días 15 y 16, a las 20.30 horas.

El montaje se basa en el monólogo de Ernesto Caballero y está dirigido por Gerardo Vera. Concha Velasco, que se ha metido en la piel de mujeres únicas, como Santa Teresa o Hécuba, volverá ahora a encarnar a otra mujer "fascinante", Juana la Loca.

El monólogo es un oratorio que su autor presenta en el momento que la reina sabe que va a morir y hace una confesión en la que repasa toda su vida.

"Tengo una ilusión tremenda, estoy segura que va a ser uno de los personajes más importantes de mi vida", manifiesta Concha Velasco, para añadir después que "ahora no paro de estudiar. Me levanto a las seis de la mañana para leer y me doy cuenta de lo poco que sé de historia, Juana la Loca es la gran desconocida".

Por su parte, Cabellero explica que a media que iba escribiendo el monólogo y viendo la cara y los gestos del personaje iba pensando en Concha, porque "necesitaba que el personaje tuviera vitalidad y alegría, deseo de reinventarse y de dejar las mazmorras, y eso solo lo podía hacerlo una actriz inmensa como es Concha Velasco".

"Ahí aparece un personaje que va más allá de las etiquetas, como la de ser un icono de la locura por amor -precisa Ernesto Caballero-. Fue una persona fascinante, muy sensible y culta con valores del Renacimiento, hablaba latín, francés, era música. Nació fuera de lugar y de su tiempo".

Para el dramaturgo, Juana la Loca fue "objeto de linchamiento, como podría serlo hoy en las redes sociales. Se la condenó a una muerte civil a partir de la utilización interesada de sus brotes o arrebatos".

"Estuvo manipulada por su padre Fernando el Católico, por su marido Felipe el Hermoso y después por su hijo Carlos V", precisa Caballero, quien subraya que la ficción le ha permitido "especular y crear una figura a partir de una peripecia vital compleja", que hace ver a un personaje "valiente y único, a una reina sola, un personaje que no se ajustó a los parámetros sociales de lo que se esperaba de ella".