Clavijo defiende el reparto "solidario"

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

El Gobierno regional firmó este viernes la distribución de los recursos del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) y mientras el presidente, Fernando Clavijo, defendió la «solidaridad y generosidad» para que no haya islas «de dos velocidades», Gran Canaria puso la voz discordante y denunció el uso clientelar del fondo.

Después de un año de intensa negociación y mucho enfrentamiento, el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo firmó este viernes el Fdcan con los siete cabildos, tres ayuntamientos que presentaron proyectos a título individual -Alajeró no pudo estar en el acto por problemas de agenda y las dos universidades canarias- para distribuir los fondos correspondientes a 2016 y 2017. Este programa contará con 1.600 millones en un plazo de diez años procedentes de la cesión por parte del Estado de los recursos de compensación del ITE. La asignación de los recursos se hará según los porcentajes de participación de cada una de las islas en los recursos del REF, tal como aprobó el Consejo de Gobierno la semana pasada después de una moción presentada en el Parlamento por el Partido Popular y aceptada por Coalición canaria. Hasta entonces, la intención del Gobierno era mantener el reparto según los criterios de la triple paridad. Al acto asistieron los titulares de todos los cabildos excepto el presidente de Gran Canaria, Antonio Morales, que a lo largo de todo el proceso de negociación ha reclamado que se distribuyan los fondos según los baremos del bloque de financiación canario. En su lugar acudió el consejero de Cooperación institucional, Carmelo Ramírez quien a la hora de firmar bromeó señalando que lo hacía por «imperativo». El presidente reconoció que ha habido «errores» durante la negociación del Fondo de Desarrollo y precisó que si es necesario introducir modificaciones en el programa, se hará en 2018. Subrayó que «hoy comienza a andar el instrumento que ha permitido consensuar los modelos de crecimiento de cada una de las islas» e hizo hincapié en la generosidad de todos para alcanzar esta fórmula final de reparto porque «todos querían tener un poco más». Hizo hincapié en que el Fdcan sólo supone el 2% de las cuentas de la Comunidad Autónoma, que asciende a 7.300 millones. Por eso, señaló, «el Gobierno no renuncia a ninguna política ni a ningún servicio público. Para eso está el Presupuesto». El jefe del Gabinete calificó como un éxito del Fondo el «proceso de diálogo abierto» en cada una de las islas y en todos los municipios, a quienes agradeció el esfuerzo. «El momento más importante -dijo- es cuando logramos que cada isla definiera, en diálogo abierto con sus municipios, su modelo de futuro». Destacó además que ese acuerdo se produjo en el punto de inflexión de una crisis económica. «Era necesario hacerlo y era necesario que lo hicieran todas las islas al mismo tiempo». Este logro, añadió, es uno de los más importantes de su año y medio de Gobierno.