Berdi Pérez ya tiene una oferta

El presidente del CB Gran Canaria, Joaquín Costa, contactó ayer con Berdi Pérez para trasladarle la intención formal de la entidad de contar con sus servicios para ocupar la dirección deportiva, parcela que quedó huérfana desde que el pasado lunes se oficializara el despido de Himar Ojeda.

IGNACIO S. ACEDO - DAVID OJEDA

Aunque Berdi no ha querido reconocer los contactos con el club («no he hablado con nadie y tampoco entraré en especulaciones») desde la directiva de la entidad hay «bastante confianza» en que el ejecutivo andaluz acepte la propuesta para regresar. «Berdi se lo está pensando y en unos días sabremos su decisión», revelaron a este periódico fuentes del Granca, quienes añadieron, además, que en términos financieros «no se contempla un euro más de lo ofrecido a Himar para que continuara». Por tanto, Berdi Pérez, si decide volver, tendrá que rebajar su caché y aceptar un sueldo anual de unos 75.000 euros netos, aunque con posibilidad de algún bonus en virtud de objetivos deportivos.

«Himar no quiso seguir. Se le propuso una rebaja salarial de un 18%, algo al corriente de los tiempos que se viven, y no aceptó. Es más, solicitó un 5% del dinero que se invertiría en cuerpo técnico y fichajes. Tratamos de llegar a un acuerdo con él, pero se cerró en banda y no hubo manera. Himar ha querido irse y el despido vino por su negativa a renegociar. Tenía hueco en la parcela deportiva y lo sabe, aunque se esté vendiendo, de manera absolutamente falsa, que se le obligó a salir», insisten desde la directiva amarilla, ahora con la atención centrada en sustituirlo.

El Gran Canaria maneja un plan alternativo por si falla la opción principal (Willy Villar, director deportivo del CAI Zaragoza, está en cartera aunque le queda un año de contrato), pero en la entidad insisten en que «lo ideal es que sea Berdi». El técnico Pedro Martínez «está informado» de los movimientos que se están realizando y, según la versión oficial de la institución, «espera que se formalice cuanto antes el organigrama para armar la plantilla», por lo que, con contrato en vigor, «para nada se espera un cambio en su situación después de la salida de Himar».

Un vínculo de más de 25 años. Bernardino Pérez Maza (Ecija, Sevilla, 14-01-56) pisó por primera vez la Isla en 1985 procedente del San José de Badalona. En la campaña 84/85 formalizó su llegada, como director de juego al Claret, un año en el que el equipo dio su primer salto a la Liga ACB. Berdi Pérez fue uno de esos pioneros que, por siempre, estarán en la leyenda de un club de marcado carácter amateur en aquellas fechas y que dio sus primeros pasos entre la elite del baloncesto estatal.

Tras aquellos años iniciales como jugador Berdi Pérez estableció un vínculo de 22 años en el club, donde cumplió distintas etapas como secretario técnico, gerente y director general. En el fondo, distintas nominaciones para una misma labor. Pérez consolidó, hasta su marcha a Málaga en 2007, su peso específico fue ostensible en un club, que aunque estaba presidido por Lisandro Hernández, tenía en Pérez su alfa y omega, su gestor.

Con Pérez, además, se instaló un modelo de trabajo en el club con el que se continuó con la figura de Himar Ojeda. En la temporada 2002/03 su cargo se elevó a la jerarquía de director general, una nominación que representaba mejor su rol dentro de la institución claretiana.

Pérez pasó tres años por Málaga, los que transcurrieron desde que se hizo oficial su fichaje por el Unicaja el 26 de junio de 2007. Tres años ásperos de resultados poco satisfactorios por el club, en los que ocupó la vacante de director general con Juanma Rodríguez como director deportivo. Reciente está su batalla judicial con el Unicaja, del que se fue reclamando el pago de determinadas bonificaciones que entendía se le adeudaban. Pérez está punto de regresar a un club que ayudó a construir.