Archivan la denuncia de Alba a Ramírez, Vielba y Armario

ETIQUETAS:

El Juzgado ha archivado la denuncia que el juez Alba presentó contra Miguel Ángel Ramírez y contra su abogado el día que se destapó el Albagate. Tampoco se ha aceptado la ampliación de cargos con la que Alba intentaba implicar en el caso  a su compañero Carlos Vielba.

El Juzgado de Instrucción número 2 notificó este miércoles el auto que acuerda el archivo de la denuncia que Salvador Alba interpuso contra Miguel Ángel Ramírez y contra el abogado Sergio Armario por revelación de secretos, coacciones y calumnias el 11 de mayo pasado, dos horas después de que CANARIAS7 desvelara que el empresario había puesto en manos de la Justicia una grabación en la que se escuchaba a Alba conspirando presuntamente para perjudicar a la juez Victoria Rosell.

En el mismo auto, el magistrado Rafael Passaro inadmite la petición mediante la cual Alba intentaba implicar en un delito de coacciones a su compañero de Sala –y padrino de bautizo de su hija– Carlos Vielba, aportando dos grabaciones clandestinas que Alba le hizo a Vielba cuando éste, transmitiendo un mensaje de Ramírez, le proponía un encuentro entre los tres para resolver sus diferencias. Dice Passaro que lo que es escucha en esas grabaciones «carece de relevancia penal».

El magistrado indica que no se puede hablar de delito alguno en la conducta de Ramírez, porque cuando éste entregó la grabación a la Justicia, lo que hizo fue «una denuncia, poner en conocimiento de la autoridad judicial una notitia criminis».

Apunta que no se aportó  indicio alguno de que Alba hubiera sido coaccionado, y le reprocha que, a pesar de que en su día anunció que presentaría pruebas de una «campaña de coacciones»  en la que habrían participado «numerosas personas», finalmente «no concretó conducta alguna que se puedan entender merecedora de reproche penal».

En cuanto a Sergio Armario, afirma el instructor que no hizo nada más allá de acompañar a Ramírez hasta la puerta del despacho de Alba el día que se grabó    el Albagate.

El juez apunta que  el CGPJ ya tiene copia de las grabaciones, por si procediera abrir una nueva investigación disciplinaria.