Borrar
Directo ¡Comienza el segundo tiempo! España busca culminar la remontada
5 gigantes eólicos ante Juan Grande

5 gigantes eólicos ante Juan Grande

Lunes, 23 de mayo 2016, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Frente al Castillo del Romeral, 5 aerogeneradores de 5 MW de potencia alineados, flotantes y dotados de un sistema de anclaje al fondo, situado a entre 50 y 100 metros de profundidad. Ese es el parque eólico marino que la empresa Eysa solicita hacer en aguas de San Bartolomé de Tirajana. Sería el primero de España.

Flocan 5 es el nombre del parque eólico marino previsto frente a la central térmica de Juan Grande del que el Ministerio de Medio Ambiente acaba de recibir, del promotor, la evaluación de impacto ambiental simplificada que someterá a consultas. Compuesto por 5 aerogeneradores de 5 MW y casi 150 metros de alto alineados en transversal a la costa, el parque será flotante y quedará unido al fondo marino con un novedoso sistema de anclaje. El coste de semejante inversión no viene en la evaluación.

Así figura en el documento ambiental registrado en el Ministerio por la empresa Eysa, que apuesta en principio por un parque de 25 MW con 5 molinos del modelo G132 5.0 MW offshore certificado por Gamesa en el puerto de Arinaga, sin descartar la opción de usar 2 turbinas de 5 y otras 2 de 8 MW, con lo que llegaría a 26 MW con un aerogenerador menos.

El documento ambiental estudia 3 alternativas de ubicación, decantándose por la tercera. La primera sitúa los molinos frente a la sede del Instituto Tecnológico de Canarias en Pozo Izquierdo (Santa Lucia de Tirajana), donde es incompatible con otro proyecto marino en tramitación. La segunda los desplaza hacia el Sur, a las posiciones ideales para los modelos eólicos predictivos, pero deja el más cercano a tierra dentro de una concesión acuícola en funcionamiento. La elegida no entra en ella pero puede afectar a la concesión acuícola en función de cómo se oriente el sistema de amarre al lecho marino.

El estudio de impacto concluye que el parque eólico es compatible «con el estado ambiental que existe» debido a que ocupa una zona alejada de la costa y al tipo de anclaje de los aerogeneradores. «Se estima que no se produzcan impactos de consideración en el entorno», señala. Además no ve necesidad de compensar la actuación con inversión en conservación, salvo que durante la vigilancia ambiental se localicen nuevos impactos. En tierra, la línea de media tensión hasta la subestación transformadora iría soterrada por una zona antropizada, sin uso habitual, así que el impacto sería «poco significativo».

Base de operaciones. El puerto de operaciones sería el más cercano, el de Arinaga, a unos 7 kilómetros de la zona de actuación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios