25.000 menores de Canarias padecen alergia alimentaria

MARTA RAMOS

Canarias está a la cabeza de la población española con alergias alimentarias, una afección que tienen 25.000 menores canarios y cerca del 5% de los adultos. Son datos de la primera asociación en las Islas de afectados por esta patología (Adaaec), cuyo presidente, Juan Francisco Herrera, reclama una mayor visibilidad de la enfermedad.

El 80% de los casos que se tratan en los servicios de los principales hospitales públicos canarios están relacionados con las alergias a los alimentos», apunta Herrera. El presidente de Adaaec explica que, pese a estas cifras, hasta el nacimiento de Adaaec en febrero de este año «en Canarias no exístia ningún colectivo que defendiera los intereses de los afectados» por esta enfermedad, cuyo único tratamiento es cuidar la alimentación de quienes lo padecen para evitar una reacción. Señala que es un aspecto al que, en ocasiones, no contribuyen los manipuladores de alimentos.

Herrera hace hincapié en el alto número de afectados que hay en las Islas y denuncia la falta de conocimiento existente sobre esta enfermedad, cuyas reacciones pueden ir desde una urticaria a una anafilaxia con muerte súbita. Pese a que «hay normas europeas y nacionales que obligan a todo tipo de comercios a tener una carta que especifique los alérgenos, no se están cumpliendo», asevera el presidente de Adaaec, quien afirma que hay restaurantes donde «no tienen en cuenta la contaminación cruzada de los alimentos ni las trazas», que provoca las mismas reacciones.

La manipulación de alimentos que van a ser consumidos por niños es otro de los aspectos que reivindica Adaaec. «En el comedor del colegio o en los cáterings debe respetarse la norma (...). Según la ley, la responsabilidad es del hostelero, pero en Canarias no hay un organismo que revise su cumplimiento ni hay inspecciones para eso», lamenta Herrera, quien reclama más «formación y concienciación sobre el tratamiento de los alérgenos».

La alergia al huevo, a la leche y a la fruta son las más comunes en los niños, mientras que las más recurrentes en los adultos son al pescado, al marisco y a los frutos secos. Herrera explica que los niños son el colectivo de afectados más numeroso porque pasado un periodo, el 80% de las alergias suele desaparecer.