Calabacines rellenos de gambones / c7

La receta de la semana

Calabacines rellenos de gambones

La propuesta de esta semana son unos calabacines, que están en plena temporada, rellenos de gambones. Un resultado suculento y aparente con el que ir abriendo nuestro recetario para el verano.

Vanesa Delgado
VANESA DELGADO Las Palmas de Gran Canaria

Se me ocurren mil ingredientes con los que rellenar uno buenos calabacines pero, ninguno me gusta tanto como unos buenos langostinos o gambones. Además se preparan en un abrir y cerrar de ojos, exceptuando la bechamel, que lleva un poco más de mimo pero cada vez más gente, la emplea de envasada. Yo sigo haciéndola porque me encanta ver esa transformación, desde la mantequilla y la harina y apreciar, mientras voy vertiendo la leche, como se va convirtiendo en una especie de crema y el aroma que desprende cuando ya mueles la pimienta y la incorporas. Todo esto me entretiene tanto o más, que una serie de Netflix. Pero les advierto, que hacerla a mano, no es indispensable, pero si que el sabor, varía un pelín. Mucho mejor con una bechamel casera.

Sirve como entrante, como guarnición de un plato principal o como cena única. Si fuera mi abuela la que les estuviera hablando de esta receta, les diría que es idónea para visitas y no solo porque parezca algo delicado con lo que agasajar a quien invitas, que también, sino porque el sabor es delicado, con ese gustito a marisco que por lo general, todos apreciamos.

En unos sencillos pasos, la tendrás lista y puedes prepararla con cierta antelación y esperar a gratinarla, justo antes de sentarte en la mesa.

Ingredientes para rellenar calabacines rellenos de gambones, para 2:

2 calabacines.

14 gambones crudos.

1 lt. de agua.

Dos cucharadas de aceite de oliva.

Dos dientes de ajo.

150 ml. de leche (mejor si no está fría)

Una cucharada sopera de mantequilla.

20 gr. de harina.

Sal gruesa.

Pimienta negra.

Cómo hacer calabacines rellenos de gambones

1. Comenzaremos hirviendo el litro de agua, con un puñado de sal gruesa. Cuando rompa el hervor, introduciremos los dos calabacines, previamente partidos por la mitad y calcularemos 12 minutos.

2. Una vez pasados los 12 minutos, escurriremos el agua y dejaremos enfriar para manipularlos más adelante, sin que nos quememos.

3. Mientras tanto, iremos pelando los gambones y cortándolos en dos. Reservamos.

4. Pelamos y cortamos los ajos, en pedacitos pequeños, a los que previamente le retiraremos el germen central. Una vez picados, los saltearemos en una sartén, a fuego medio, en aceite de oliva, hasta que comiencen a tomar color.

Guisaremos los calabacines y saltearemos los ajos / c7

5. Mientras tanto, vaciaremos la pulpa de los calabacines y dispondremos los cuerpos en una bandeja, apta para el horno.

6. Una vez tengamos los ajos listos, añadiremos los gambones y saltearemos durante un minuto.

7. Pasado el minuto, retiraremos del calor, añadiremos la pulpa de los calabacines y removeremos bien. Llevaremos la mezcla a un escurridor, para que suelte el posible exceso de aceite.

8. Haremos la bechamel, a fuego medio, comenzaremos derritiendo la mantequilla, una vez líquida, añadiremos la harina, removeremos y a la vez, iremos vertiendo la leche en hilo y sin dejar de remover, hasta que obtenga la consistencia de salsa. Salpimentaremos al gusto y ya la tendremos lista.

9. En un recipiente aparte, incorporaremos el relleno de gambones que teníamos escurriendo y verteremos la bechamel por encima, mezclaremos hasta que todos los ingredientes, queden perfectamente integrados.

Mezclaremos los gambones con la bechamel / c7

10. Con ayuda de una cuchara, rellenaremos los calabacines y mientras tanto, podremos ir encendiendo el horno a 180º calor arriba y abajo.

11. Una vez rellenos, introduciremos en el horno durante 12 minutos y ya tendremos listo un plato sabroso y sorprendente.

Relleno de los calabacines, antes de hornear / c7

Temas

Recetas