Borrar
Ana Fernández C7
Dónde saborear Gran Canaria, según la hostelera por amor, Ana Fernández
A fuego lento

Dónde saborear Gran Canaria, según la hostelera por amor, Ana Fernández

Creció escuchando como Joaquín, su padre, le decía a Pepa, su madre, «vamos a montar un bar», así que se puede decir que, su amor y pasión por la hostelería estaba escrito antes de nacer

Vanesa Delgado

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 13 de enero 2024, 23:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Nació en Jérez de la Frontera, pero sus raíces siguen plantadas en Isla Cristina, en la provincia de Huelva. Desde muy pequeña se trasladó con su familia a Gran Canaria, padre, madre y siete hermanos y desde siempre, la gastronomía fue la espina dorsal de esta numerosa estirpe.

De Pepa, su madre, la mejor cocinera que Ana haya conocido nunca, nos cuenta y nos pone los dientes largos recordando sus platos, como el pimentón de raya o los calamares rellenos. Por supuesto que también el «pescaíto frito» que, prácticamente a diario, se almorzaba y se cenaba, convirtiéndose en el pan de cada día. Pero si había algo que movilizara a toda la saga, era un postre, «con mucho mondongo»: la coca andaluza. Ahí entraban todos a la cocina, a pelar y pica almendras, como si no hubiese un mañana.

Si hoy Ana suma todos los sabores y toda la importancia que se le daba siempre a la comida en su casa, resume lo vivido de una manera muy sencilla que lo explica todo: «fui educada de manera exquisita».

Terminó sus estudios a los 16 años para pronto incorporarse al mercado laboral. Los primeros pasos fueron en aquel periódico de anuncios «El Baúl», donde pronto se hizo con el puesto de directora comercial. Otras empresas, como Vodafone, también contaron con Ana en sus filas, pero a ella la llamaba otro destino.

Su primera experiencia en la hostelería surge en la isla de Lanzarote, con una tetería-crepería en una casa rural regentada por unas amigas, pero pronto, la vida le trajo un nuevo giro, un amigo, productor teatral, le ofreció trabajar en el mundo audiovisual, donde comenzó como ayudante de producción, para terminar, 11 años más tarde, como ayudante de dirección.

Durante todo ese tiempo, la hostelería jamás dejó de rondarle en la cabeza, hasta que ese gusanillo, como nos cuenta la propia Ana: «me picó nivel Dios».

Y Ana abre el salón de lo que hoy, es la casa de muchos: Dorotea y desde ese día, Ana es feliz, todos los días.

A solo un año y unos 7 meses de su apertura, Dorotea es referente de la gastronomía en la capital grancanaria, donde funcionan como una auténtica familia y donde se elaboran platos que ya han pasado a formar parte de la lista de míticos e imprescindibles entre los paladares canarios. Prueba de ello, su bocadillo de cochino, sencillamente inigualable.

Bocadillo de cochino de Dorotea
Bocadillo de cochino de Dorotea C7

Y entre el desayuno, el almuerzo, la cena y los fines de semana, Ana encuentra tiempo para «visitar» a los colegas de profesión, a los que avala y admira y nos cuenta donde disfruta de su pasión.

Los desayunos favoritos de Ana Fernández

Nos será difícil encontrarla en la Sandwichería El Pizco, en la zona de Triana y no perdona comerse uno, o varios, redondos de gambas y como buena andaluza, también suele caer un sándwich sevillano.

Pizco Los Pioneros
Pizco Los Pioneros C7

Para ratitos más pausados le encanta ir a la Casa Suecia, la de toda la vida, para disfrutar de un desayuno considerablemente perfecto: el desayuno continental. Un buen café, un zumo de naranja natural, dos tostadas, jamón, queso, un dulce a elección y un huevo que lo preparan al antojo del cliente.

Casa Suecia
Casa Suecia C7

Los almuerzos de Ana

Ana no entiende el almuerzo sin su aperitivo previo y para eso, juega en casa porque el vermú que sirven en Dorotea es el previo fundamental, para un buen comienzo.

Aperitivo en Dorotea
Aperitivo en Dorotea C7

Y desde aquí empieza su ruta, entre semana, haciendo comunidad con sus vecinos y repartiéndose entre todos esos locales sabrosos que hay por el barrio, así que, de lunes a viernes nos será fácil encontrarla en La Coqueta de Cano, en La Travesía de Triana, en el Yantar de la esquina, en el 928 Capital, en el Amaki y en La Florinda. De todos destaca el buen hacer, el mejor trato y el apoyo que se dan, unos a otros.

Amaki, La Florinda y La Travesía de Triana
Imagen principal - Amaki, La Florinda y La Travesía de Triana
Imagen secundaria 1 - Amaki, La Florinda y La Travesía de Triana
Imagen secundaria 2 - Amaki, La Florinda y La Travesía de Triana

Eso sí, cuando llega el fin de semana sale de esa frontera para irse hasta El Gallo Feliz y disfrutar de su variedad de arenques. Además, si el clima lo permite entre medias se da un baño y regresa a seguir disfrutando de este local de toda la vida. Sin duda, un plan para copiarle.

El Gallo Feliz
El Gallo Feliz C7

Otra parada en su ruta es la barra y, solo la barra, de Ribera del Río Miño y no se perdona unas gambas de Huelva para seguir con un arrocito. Para Ana, la mejor barra de la capital grancanaria.

Barra de Ribera del Río Miño
Barra de Ribera del Río Miño C7

Y todas las exclamaciones que existen para Deborah y su local La Perpleja, en la zona de La Puntilla, un lugar que es casa y donde todo lo hacen mejor y más bonito.

La Perpleja
La Perpleja C7

Cuando coge coche y sale de la capital, dos puntos cardinales marcan su ruta, hacia el norte, La Trastienda de Chago de donde Ana, lo destaca todo porque todo lo hacen muy bueno.

La Trastienda de Chago
La Trastienda de Chago C7

Y hacia el sur, parada en Telde en el restaurante japonés Yoshihiro, un pequeño local por el que siente una más que especial admiración.

Yoshihiro
Yoshihiro C7

Los lugares para cenar, siempre en compañía

Se declara fan de El Churrasco, bien sea para disfrutar con amigos o con su pareja y si le pedimos que destaque un plato su respuesta es rápida y directa, «lo he probado todo y, absolutamente todo me gusta».

El Churrasco
El Churrasco C7

Y otro lugar del que no prescinde es el local De Tres en Tres, hermanados en sangre y en pasiones, y su segunda casa, después de Dorotea.

De Tres en Tres
De Tres en Tres C7

La copa solo de tardeo

Nos cuenta que nunca se ha sentido seducida por la noche, pero si le encanta alargar sobremesas en un buen tardeo y ese lugar especial donde podemos encontrarla, es el Ginger, también en La Puntilla, en el Paseo de Las Canteras.

Ginger
Ginger C7

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios