Dolors Sabater, tras votar. / Efe

La CUP mejora resultados y tendrá la llave de un gobierno independentista

La formación antisistema pasa de cuatro a nueve escaños y su apoyo se perfila decisivo si ERCy JxCat intentan formar un ejecutivo de coalición

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La CUP recuperó ayer el terreno que había perdido en las anteriores elecciones catalanas y logró un gran resultado electoral, nueve diputados, cinco más que en los comicios de 2017, y el 6,6% de los votos. Pero sobre todo, la Candidatura d'Unitat Popular consiguió volver a ser decisiva para la formación de un gobierno independentista.

Si ERC y JxCat llegan a un acuerdo para dirigir la Generalitat, deberán contar con los votos de esta formación, algo nada sencillo si se revisan los precedentes: en una situación similar, cuando tras las elecciones de 2015 Artur Mas necesitaba los votos de la CUP para gobernar, el partido antisistema (tras una asamblea turbulenta y surrealista, con empate a 1.515 votos entre sus militantes) se los negó, alegando los vínculos del entonces 'president' con la corrupción. Aquello abrió la puerta de salida a Mas y la de entrada a Carles Puigdemont.

Elecciones Catalanas 2021

Pero más allá de los cálculos postelectorales, la CUP vivió una noche de alegría gracias, en buena medida, al tirón de su candidata. Dolors Sabater, que en 2015 se convirtió en alcaldesa de Badalona desbancando al popular Xavier García Albiol, ha logrado atraer las variadas y complejas fuerzas que componen la CUP.

Además del discurso identitario (la formación defiende la independencia de Cataluña con igual fervor que ERC y JxCat), Sabater pone el acento en la necesidad de que el próximo Gobierno de la Generalitat haga políticas de izquierdas. Hasta qué punto tal premisa puede ser un obstáculo para su apoyo a una supuesta coalición ERC-JxCat es una incógnita, aunque lo ocurrido en 2015 invitan a pensar que cualquier apoyo se cobrará muy caro.