Borrar
Imagen de viviendas en Las Palmas de Gran Canaria. Arcadio Suárez
La vivienda en Canarias, un problema antiguo que «no se va a resolver en 2024»

La vivienda en Canarias, un problema antiguo que «no se va a resolver en 2024»

Los años de inactividad obligan al sector público y privado a trabajar de forma rápida y eficiente para que la situación no sea insostenible

Javier Sheng Pang Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 21 de enero 2024, 23:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los últimos 15 años han sido muy convulsos para el sector inmobiliario de las islas. Desde que comenzara la crisis inmobiliaria en 2008, Canarias ha entrado en una grave paralización en cuanto a construcción de viviendas. Comparando 2022 con 2007, antes de la crisis, la reducción en la producción de vivienda es del 35% y en un apabullante 89% en caso de las viviendas protegidas.

La pérdida de capacidad por parte de las empresas promotoras, el aumento de los materiales de construcción y la falta de iniciativa por parte de las administraciones públicas ha hecho que Canarias se encuentre actualmente ante una falta de vivienda acuciante.

Según el último informe de vivienda de Gesvalt,correspondiente al cuarto trimestre del año 2023, se confirma un incremento del precio de la vivienda del 5,8% en Canarias respecto al mismo periodo del año anterior, situándolo en 1.618€/m2 frente a los 1.538€/m2 de la media del país.

El presidente de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (ACEGI), Rafael Tarajano, destacó que el problema de vivienda que afecta a Canarias «no se va a resolver en 2024» y que las 1.000 viviendas que desde la Consejería de Obras Públicas aseguran que se van a construir este año «no van a resolver prácticamente nada» ya que el número de demandantes es muy superior.

Tarajano asegura que «no existe una fórmula instantánea para acabar con la falta de 'stock' de la vivienda» y que pese a que le consta que hay «un enorme interés en mejorar, es un proceso que tardará años en resolverse, teniendo en cuenta que el número de personas que demandan viviendas sociales se sitúa en 25.000.

Capacidad para 5.000 viviendas

Además, aseguró que ahora mismo acometer la construcción de todas las viviendas que hacen falta no es viable. «Hay capacidad para hacer 5.000 viviendas pero 10.000 no es posible. Hay que buscar los suelos, hacer los proyectos, que se concedan las licencias».

Asimismo, consideró que sería necesario poner en funcionamiento la producción de cemento que hubo a principios de siglo y «generar un pequeño 'boom'» que no esté basado en la especulación. «Hace falta construir mucha vivienda y pese a que ya vamos tarde, la buena noticia es que la iniciativa privada tiene económicamente capacidad para desarrollar proyectos, algo que hace años no pasaba».

Añadió que hay buena voluntad para resolver este asunto y más importantemente «hay dinero», lo cual es una noticia «increíble. Se ha perdido mucho tiempo pero hay que hacerlo. No hay un problema de suelo en Canarias, solo hay que facilitar su acceso a las entidades que quieren desarrollarlo». Lo que ha sucedido en los últimos años, según Tarajano es que no ha habido tanto interés por parte de los promotores en construir porque el suelo finalista no es rentable ni tampoco lo son los precios de la vivienda respecto a los costes. «Suelo hay y voluntad para edificar también, solo hacen falta las ayudas oficiales para empezar a construir».

Inversión extranjera

El dirigente de Acegi quiso destacar que la demanda extranjera «siempre ha sido alta en las islas y que los británicos son el principal comprador de inmuebles, pero que también existen muchos italianos, franceses, alemanes y personas del este de Europa que están invirtiendo en España y particularmente en Canarias al considerarla una región sumamente «atractiva».

Defiende que es una cantidad de dinero «muy grande y necesaria» y que por norma general, no suelen invertir en barrios, por lo que no contribuyen a tensionar esas zonas. «Desde un punto de vista económico es muy beneficioso pero hay que considerar todos los puntos de vista, ver lo que sucede con ese dinero y si mejora la generación de empleo y como afecta a la parte social».

Un mercado descompensado

Tarajano subrayó que la situación del mercado inmobiliario ahora mismo es «atípica». El incremento en el precio de las hipotecas, motivada por la subida del Euribor, el aumento de los tipos de interés y la demanda sobre vivienda ha hecho que el mercado de compraventas se enfríe pero en contra de lo que sería lógico, la tendencia en Canarias no se ha modificado y los precios de la vivienda siguen siendo elevados, tal y como lo demuestra el último informe de Gesvalt, a compañía de referencia en el sector de la consultoría, valoración y actuaciones técnicas, en su Informe de Vivienda correspondiente al cuarto trimestre del año 2023.

Esto, según Tarajano se debe a que el mercado de la vivienda en las islas está descompensado. «Hay tanta demanda en comparación con la oferta que esto ha hecho que se mantenga el precio tensionado hacia arriba».

Por su parte, el precio de la vivienda en alquiler en Canarias sigue experimentando una subida. Por provincias, Santa Cruz de Tenerife percibe un incremento del alquiler del 18,6% y un precio de 12,78€/m2/mes, seguida dela provincia de Las Palmas (8,4% y 13,84€/m2/mes). En el caso de Santa Cruz de Tenerife, supera el 18% por segundo trimestre consecutivo y es la provincia con el peor registro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios