El precio de la vivienda crece un 10,6% en Canarias y Baleares en 2018

15/01/2019

El precio medio de la vivienda creció un 10,6% en Canarias y Baleares el año pasado, con respecto al ejercicio anterior, hasta los 1.511 metros cuadrados, si bien desde el pico máximo antes de la crisis, acumula un descenso del 20,4%, según el índice Tinsa IMIE.

En el conjunto del país, el precio de la vivienda terminada (nueva y usada) aumentó un 6,5% en diciembre de 2018 en relación al mismo mes de un año antes, lo que supone nueve décimas más que en noviembre.

En el conjunto del año, la variación media (la media del crecimiento en cada uno de los doce meses) fue un 5%.

Pese a que el precio medio en España se ha recuperado un 14% desde el mínimo registrado en febrero de 2015, todavía está un 34,6% por debajo de los mínimos de 2007.

Las capitales y grandes ciudades (+8,7% interanual en diciembre) y los archipiélagos (+10,6 %) protagonizan en el último mes del año los mayores incrementos de valor en comparación con diciembre de 2017.

"Termina el año con un encarecimiento notorio e indicios de extensión gradual a zonas hasta ahora estables", ha afirmado el director del Servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil.

Si se analiza el año en su conjunto, las capitales y grandes ciudades han impulsado en buena medida los precios al alza, con un incremento medio del 7,9% en 2018, prácticamente el doble que el aumento registrado en las áreas metropolitanas (+3,8%), en el litoral peninsular mediterráneo (+4,2%) y en las islas (+4,3%). Por su parte, en el resto de municipios del interior peninsular el crecimiento medio en 2018 ha sido del 1,2%.

Al término del año, la recuperación nacional de precios desde mínimos alcanzó un 14%. Tanto las capitales y grandes ciudades como los territorios insulares mostraron una revalorización media superior al 20% desde sus respectivos mínimos post-crsis.

La costa peninsular mediterránea registró un aumento acumulado del 18,1% y las áreas metropolitanas de un 10,9%. En el resto del territorio, el incremento acumulado desde mínimos no alcanzó un 5%.

Pese a la tendencia generalizada de recuperación de valores, con mayor o menor intensidad según las zonas, la caída del precio medio en España desde máximos pre-crisis es del 35%, también en las principales ciudades y en municipios del interior peninsular.

Según Tinsa, la brecha desde el punto álgido del ciclo supera el 40% en las áreas metropolitanas y la costa mediterránea.