El plan del alquiler «reducirá la oferta»

Los gestores inmobiliarios temen que las medidas puestas en marcha por el Gobierno para incentivar la entrada de viviendas en el mercado provoque «el efecto contrario». Acegi advierte del riesgo de una subida de precios

JOSÉ MIGUEL PÉREZ LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Los gestores inmobiliarios canarios temen que la reforma del alquiler impulsada por Pedro Sánchez provoque el efecto contrario al objetivo con el que se diseñó, y que limite la entrada de viviendas en el mercado, en lugar de incentivarla. Las medidas, advierten, amenazan con favorecer un desequilibrio entre la oferta y la demanda, lo que contribuiría a elevar la tendencia al alza de los precios.

El plan del Gobierno se sostiene en cuatro grandes ejes: vuelve a amplía de tres a cinco años la prórroga forzosa en los contratos de alquiler, limita las fianzas y garantías adicionales que el propietario puede imponer al inquilino, impone restricciones al alquiler turístico y promueve la construcción de 20.000 viviendas destinadas al alquiler social.

Vanesa Rubio, presidenta de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (Acegi), considera que «alargar los plazos del contrato «hará es que el propietario de una vivienda se lo piense mucho para ponerla en alquiler». Y «aunque la intención es que los ciudadanos puedan garantizar algo más de estabilidad y seguridad a la hora de alquilar, es muy probable que acabe retrayendo a la oferta de viviendas», añade Rubio.

También cuestionan desde el sector inmobiliario el límite a las garantías adicionales que puede exigir el propietario al arrendatario. El decreto que entró en vigor el pasado miércoles 19 de diciembre restringe a un máximo de dos mensualidades adicionales la fianza exigible. Y en el caso de las empresas que sean propietarias del inmueble, queda prohibido imponer los gastos de contrato al inquilino.

Acegi alerta de que esta medida ideada para hacer más asequible el acceso a una vivienda, «dejará fuera del mercado a inquilinos que no superarán el filtro de solvencia. Además, muchos propietarios se lo pensarán mucho antes de alquilar por temor a los impagos, y por las dificultades que persisten en los procesos de desahucios». «Consideramos que es el aspecto más perjudicial del decreto, porque en lugar de mejorar, empeora la situación», afirma Rubio.

En síntesis, Acegi considera que las medidas «no van orientadas a fomentar la oferta, la verdadera razón por la que los precios suben». «Tendríamos que preguntarnos por qué sigue habiendo tantas casas vacías. Por qué seguimos los españoles sin confiar en el alquiler como modo de uso de la vivienda. ¿No sería mejor dar mayor seguridad jurídica a los propietarios para estimular el mercado? Los impagos por alquileres están aumentando considerablemente, una realidad que nos hace las soluciones deberían venir de un enfoque nuevo y más amplio de las políticas de vivienda», advierte.

El Gobierno también ha limitar el mercado de alquiler de viviendas turísticas, con la intención de que parte de estos inmuebles vuelvan al alquiler residencial. «Desde ACEGI apostamos firmemente por la regularización de esta actividad, pero siempre que no afecte a las inversiones inmobiliarias, y que no implique imponer prohibiciones. Muchos inversores extranjeros, y clientes han destinado todos sus ahorros a comprar una vivienda para destinarla al alquiler vacacional».

Los gestores inmobiliarios consideran que la mejor vía para elevar la oferta de viviendas en alquiler es poner en marcha incentivos para quienes ahora no se atreven a poner su casa en el mercado, frente a la vía de las restricciones a las viviendas vacacionales.

Precisamente el plan puesto en marcha por Sánchez también prevé promover la construcción de 20.000 viviendas destinadas al alquiler a precios asequibles, aunque la efectividad en tiempo y forma de la medida dependerá del grado de apoyo de los ayuntamientos, advierten los expertos.