Las ventas de los supermercados de las costas caen un 15%

La patronal apunta como gran problema a la falta de turistas internacionales

R. C.

Las ventas en los supermercados de las zonas costeras podrían reducirse un 15%, augura el director general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), Ignacio García Magarzo. Explicó que la disminución de turistas –sobre todo internacionales– ante la incertidumbre provocada por la pandemia y las restricciones impuestas por algunos países, como Reino Unido, provocará una caída de ventas significativa.

«Es un impacto muy importante; en los supermercados de zonas netamente turísticas se estaba notando ya en las últimas semanas un descenso de las ventas respecto al año anterior debido a la falta de turistas», expuso el director general de Asedas, organización en la que se integran Mercadona, Dia, Consum, Coviran, Alimerka o Ahorramás, entre otros. Los supermercados de las empresas de Asedas situados en la costa y en zonas turísticas de montaña representan entre el 15% y el 30% del total de establecimientos de las diferentes marcas.

«En una pequeña parte», señaló García Magarzo a Europa Press, la caída del consumo de los turistas extranjeros podrá compensarse con las compras de los turistas locales. Además, los resultados de las diferentes firmas podrán verse también ayudados porque los supermercados ubicados en las zonas urbanas están registrando una menor caída respecto a las ventas habituales durante estas semanas como consecuencia de que hay muchas personas que han decidido no salir de sus ciudades por el temor a los rebrotes.

En cambio, los súper situados en municipios de menos de 4.000 habitantes están registrando una mayor frecuencia de compra que en las tiendas urbanas y un incremento de las ventas del entorno del 15%. «Hay un turismo interior que se traslada de forma más importante a pequeñas localidades rurales», explica García Magarzo.