Digitalización y sostenibilidad son dos términos unidos ya al negocio turístico. / JUAN CARLOS ALONSO

El turista, con unas exigencias cada vez más marcadas por lo digital

Cuatro de cada cinco reservas hacia destinos españoles se realizan ya en internet, sin pasar por el 'intermediario' que es el turoperador

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

Este verano el sector turístico se prepara para una temporada de normalidad, tras varios años con restricciones a la movilidad por la crisis sanitaria de la covid-19, y, en España, se espera la llegada masiva de viajeros internacionales con «un perfil digital y previsor».

Según el informe publicado este mes por Visa, elaborado junto a Payment Innovation Hub y en el que han participado 1.500 turistas de los tres principales países emisores hacia nuestro país (Francia, Reino Unido y Estados Unidos), 4 de cada 5 personas han reservado previamente su alojamiento y el transporte poriInternet; y el 91% de ellos prefiere la tarjeta, física o digital, como principal método de pago en el destino.

La aceptación de los pagos digitales -ya sea física (con o sin contacto) o virtual ('wallets' o tarjetas digitalizadas) y la seguridad son las grandes ventajas que han argumentado los encuestados, quienes confían más en restaurantes (73%) o en grandes comercios (70%) para emplear estos métodos de pago, frente a pequeños comercios (40 %) o el transporte público (34 %).

El director general de Visa en España, Eduardo Prieto, comenta que «la digitalización tiene un papel determinante» en la recuperación del sector, siendo el comercio y la movilidad urbana pilares fundamentales para un turismo de calidad.

Casi el 30% de los británicos que elige España se decanta por Canarias para sus vacaciones

«En este sentido, vamos a continuar trabajando con pymes y administraciones para que la digitalización de pagos sea una realidad, con la tecnología más innovadora», añade Prieto.

Según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en abril de este año llegaron 6,1 millones de turistas internacionales, que gastaron 6.900 millones de euros, diez veces más que el ejercicio anterior y solo 150 millones inferior a 2019.

De esta forma, la ministra Reyes Maroto avanzó, en un comunicado, que en esta temporada de verano se recuperarán los niveles prepandemia, a pesar de la actual coyuntura internacional.

Por su parte, la Organización Mundial del Turismo realizó a principios de año un análisis en el que fijó la contribución económica del turismo, a nivel global en 2021, en 9 billones de dólares (1,6 billones de euros), con un gasto por turista de 1.500 dólares (1.317 euros).

Además, tanto este organismo como la ONU, han reforzado un plan para lograr la transformación del sector hacia un turismo sostenible, aquel con un impacto mínimo sobre el medioambiente y las comunidades locales.

El director de desarrollo de turismo sostenible de la OMT, Dirk Glaesser, explica que «ahora existe un consenso cada vez mayor» de las partes interesadas para alcanzar un equilibro entre «las personas, el planeta y la prosperidad».

Este cambio de mentalidad también se ha visto reflejado en el perfil del turista internacional que llegará a España, según el estudio de Visa, se inclina por las visitas culturales (54%) o el ocio de playa (43%) y en espacios naturales (42%).

Para la mayoría, España no es un destino nuevo, ya que el 80% habían visitado con anterioridad nuestro país, siendo Cataluña el destino preferido para los franceses (45 %), Madrid para los estadounidenses (58%) y Canarias para los ingleses (29%). En el archipiélago, ese mercado británico es de gran relevancia sobre todo en las islas de Tenerife y Lanzarote.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2021, Baleares recibió más de 6 millones de turistas, seguido de Cataluña y Canarias con más de 5 millones de visitas, mientras que Andalucía y la Comunidad Valenciana superaron los 4 millones de visitas.