Un objetivo primordial para las vacaciones: cuidarse

18/07/2019

Gran Canaria ha sido un destino histórico para la salud, por su clima, pureza del aire y de sus aguas llenas de beneficios. El confort y la calidad son pilares clave del turismo de lujo de la isla. Masajes, algoterapia, relajación con aloe y tratamientos anti estrés son solo algunas de las opciones disponibles.

Gran Canaria cuenta entre sus múltiples atractivos turísticos el de ser un destino de salud y bienestar, tanto físico como mental, con un clima y entorno privilegiado para la relajación y el confort y centros especializados para cuidarse y dejarse mimar por profesionales cualificados.

Según el último informe publicado por Promotur, de los 16 millones de turistas que visitaron el archipiélago, un 67% eligió Canarias por la tranquilidad, el descanso y el relax que ofrecen las islas, e invirtieron parte de su gasto en destino en centros de Spa & Wellness durante su estancia. Dentro del turismo de salud, se registraron cerca de 66.000 turistas, que según este último informe supuso ingresos para las islas de 94,5 millones de euros.

De los cerca de 66.000 visitantes enmarcados en este turismo de salud, un 32,4% eligió Gran Canaria como destino, con un total de más de 21.300 visitantes en la isla. Esta cifra situó a Gran Canaria como el lugar favorito para este segmento turístico, por encima de Tenerife con más de 19.600 turistas y Lanzarote con más de 12.600.

El turista que visita el archipiélago como destino saludable es fiel a las islas, ya que del total, un 83,6% repite y un 26% las visita con frecuencia. Frente al turista habitual, el que busca la salud como pieza clave de su viaje es aún más fiel, con 6 puntos porcentuales por encima en cuanto a visitante repetidor y 10 como visitante frecuente.

Un objetivo primordial para las vacaciones: cuidarse

Gran Canaria ha logrado consolidarse como lugar de vacaciones para recargar energía positiva, una apuesta que incluye alojamientos con una oferta especializada de Spa & Wellness con un amplio programa de tratamientos corporales y de belleza. Envolturas de cremas hidratantes, masajes al aire libre en parajes naturales singulares, tratamientos con aloe vera puro canario, lodos marinos, baños con sales, hidroterapia, parafanfos, aromaterapia, quiromasajes, reflexoterapia y tratamientos con arena y roca volcánica son solo algunas de las opciones disponibles para una experiencia pensada para el confort interior y exterior y el equilibrio vital.

Con más de una decena de establecimientos orientados a la salud y el bienestar, Gran Canaria se ha posicionado como un destino relajante, cálido, con una atmósfera agradable por su temperatura, naturaleza y terapias para el descanso.

Un objetivo primordial para las vacaciones: cuidarse
Destino saludable desde el siglo XVII

Manantiales. Los historiadores han confirmado que Gran Canaria lleva siendo un lugar de peregrinación para la salud y el bienestar desde el siglo XVII, fecha de la que datan los primeros documentos que hablan de manantiales naturales de aguas medicinales en la isla. A estos balnearios se desplazaron durante siglos millones de personas, que encontraron en los minerales del agua grancanaria una medicina natural y un remedio para sus dolencias y enfermedades.

Aguas beneficiosas. Ya durante la segunda mitad del siglo XIX, Gran Canaria era conocida por ser un destino beneficioso para la salud, sobre todo para visitantes del norte y centro de Europa, que viajaban a la isla para curas de salud en balnearios como el de Azuaje y Los Berrazales. Estos emblemáticos centros, que siguen en pie aunque en desuso, están situados en valles que recogen aguas de alto valor para el tratamiento natural de dolencias de estómago, pulmón, o reumatismos, entre otras patologías.

Pionero. Con la llegada del turismo a las islas, en los años 60, el italiano Eduardo Filiputti, construyó uno de los primeros centros helioterápicos que, situado en las Dunas de Maspalomas, aprovechaba los beneficios del sol y la arena para la salud, gracias a la combinación de suaves temperaturas, aguas ricas en minerales y su playas de arena dorada y fondos limpios.